La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a dos años de cárcel por un delito de cohecho al dueño de un establecimiento comercial ubicado en la capital hispalense que ofreció 100 euros a un policía local para que no lo denunciara por tener a la venta equipaciones deportivas de imitación del Sevilla Fútbol Club y del Real Betis Balompié sin contar con autorización para ello de los titulares de las marcas.

La Policía Local de Sevilla ha desalojado a un establecimiento en la zona norte de la ciudad por incumplimiento de las medidas sanitarias relacionadas con el coronavirus, puesto que en su interior se hallaban "numerosas personas sin distancia de seguridad y sin mascarillas", y también ha denunciado a otros tres locales -uno en la calle Amor de Dios y dos en la calle Betis- por exceso horario.

Página 1 de 10