Encuestas y futuro Consell

Diversas fuentes del PP de la Comunidad Valenciana contemplan con moderado optimismo el panorama electoral de cara a los comicios autonómicos y municipales de 2011. Todas las encuestas auguran un ascenso electoral del PP, con Francisco Camps de candidato, que incrementaría su ya holgada mayoría absoluta. Los ciudadanos castigarían, según los sondeos electorales, al PSOE de Zapatero, a quien achacarían fundamentalmente el auge del paro y los recortes sociales.

La grave crisis económica, por tanto, es lo que evitaría que los casos de presunta corrupción (Gürtel, Brugal, Fabra...) que salpican al PP calen en la opinión pública. Además, a los populares les ha venido bien que el constructor Enrique Ortiz -imputado e implicado de lleno en ambos casos- no sólo mantenga conversaciones con fines opacos con consellers (Mario Flores) o hermanos de éstos (Vicente  Cotino), sino también con altos cargos socialistas, como Leire Pajín y su padre; el dimitido portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Alicante, Roque Moreno; o con el portavoz socialista en la Diputación de Alicante, Antonio Amorós.

Así las cosas, salvo que los casos de corrupción desembocaran en procesamientos y condenas rápidas (algo improbable) de altos cargos como Carlos Fabra (todavía presidente de la Diputación de Castellón y del PP provincial) o Joaquín Ripoll (lo mismo pero en Alicante), y otros, en el PP valenciano se considera que Camps obtendrá una nueva mayoría absoluta. Creen además que la diferencia en escaños puede ser algo mayor que en 2007. En el PP están convencidos de que Jorge Alarte cosechará su primera gran derrota (y recuerdan que prometió que si obtenía menos votos que Joan Ignasi Pla dimitiría). También prevén que EU logre representación parlamentaria, mientras que Compromís (Bloc-IPV) se quedaría a las puertas del 5%.

En el nuevo Consell de Francisco Camps, siempre que obtenga mayoría absoluta, se esperan cambios importantes. Nadie duda de que Paula Sánchez de León (Valencia), actual directora de campaña, está llamada a tener un papel relevante (hay quien la sitúa de vicepresidenta primera). Otros nombres al alza, que apuntan claramente a consellers, son Vicente Betoret, actual secretario general del PP de la provincia de Valencia (mano derecha del líder provincial, Alfonso Rus), y Ricardo Costa (Castellón), coordinador del área económica del Grupo Popular, quien podría asumir una conselleria del área económica (Infraestructuras, Industria, Turismo...).

Otros cargos que tienen todas las papeletas para prosperar en el PP valenciano son José Ciscar, delegado del Consell en Alicante, y la alcaldesa de la Vall d'Uixó (Castellón), Isabel Bonig. No se descarta que el propio Antonio Clemente, secretario general del PPCV, sea premiado con alguna conselleria importante.

En el PSPV, por contra, varias fuentes dan por hecho que Jorge Alarte tratará de resistir a toda costa como secretario general, aunque se espera que dirigentes críticos como el ex ministro Antonio Asunción, o Francesc Romeu -el hombre de José Blanco en la Comunitat Valenciana- traten de desbancarlo si es derrotado por Camps. Volverán a ser claves otras familias socialistas, como los afines a Leire Pajín, los lermistas encabezados por el alcalde de Morella, Ximo Puig, o la corriente Izquierda Socialista y su nuevo líder, Manuel Mata.