Magnetismo, ¿nace o se hace?

<p>Rufus Wainwright - 100</p>Érase un hombre pegado a un piano. Y a una tristeza monumental. El álbum All days are nights: Songs for Lulu (Decca records) es la grandiosa y lírica despedida a una madre muerta a través de las notas poderosas y la voz increíblemente magnética del adorado Rufus Wainwright.

Muchos építetos, sí, pero bien merecidos. Y sin embargo, la sencillez del momento es la que da alas al neoyorquino, que interpreta -seguro- con los ojos cerrados una docena de temas, incluidos tres sonetos de Shakespeare, con los que embelesa al personal. El que espere metáforas y recargos que siga leyendo...

<p>La Unión - 100</p>...Desorientación, pérdida de la noción del tiempo, confusión mental. No es que quiera el grupo La Unión que su Big Bang (Universal Music) provoque (o sí) todos estos síntomas en el oyente, pero es lo que consigue con el batiburrillo -sin acritud- resultante de la mezcla de U2, Sting y George Michael que practica en su último trabajo.

No es atmosférico lo que acaricia, no como antaño. No es fácil lo que transmite. Por eso recurre entre los 13 cortes a temas como El mundo en tus manos, para que recordemos que a pesar de sus (insistentes) ganas de evolucionar, ahí sigue la llama de un grupo que lo fue todo y que ahora suena a otros. El disco, con introducción, intermedios y final, resulta sin embargo de lo más inconexo. Cosas de la modernidad.