Daniella ‘La cazarelli’

El espectáculo nupcial que montaron en Chantilly Ronaldo y Daniella Cicarelli, ha sido calificado de muy diversas maneras por la prensa de todo el mundo. Carecerá de valor legal, pero en absoluto económico. Según ha publicado en Brasil Superesportes, el futbolista y la modelo, a quien en el barrio de Ronaldo denominan la cazarelli, podrían haber firmado un acuerdo de compensación en caso de ruptura, por el cual, la italiana recibiría 4,5 millones de euros. Daniella no es demasiado apreciada en el país de su ‘esposo’. Su propia abuela materna, María de Fátima Duque Cicarelli, de 71 años y costurera de cortinones en un barrio de Belo Horizonte,  no fue invitada a la boda, y ha decidido hablar para Extra: «No recibí el tarjetón de la boda… Para subir en la vida hay que tener la cabeza muy firme...

Yo no esperaba algo así de mi nieta, pero soy budista y ni el rencor, ni el odio forman parte de mi religión». Su madre, esteticista especializada en depilación brasileira, tampoco asistió, pero, de momento, no ha hablado con la prensa

Un entrenador planchado. Vanderlei Luxemburgo, el jefe de Ronaldo colecciona zapatos y corbatas en cantidad inversamente proporcional a su manía de deshacerse de las arrugas y los rictus de expresión que, a los 53 años, deberían cubrir su rostro. Cada vez se parece más a Miguel Ríos, y, como el cantante, es un entusiasta de los arreglos faciales. Ya ha encontrado en España a los profesionales para satisfacer su vanidad estética.