Al jorobado lo ha mirado un tuerto

Ópera: Rigoletto

Cualquiera diría que al jorobado de Verdi lo ha mirado un tuerto: Juan Diego Flórez se echó atrás, Inva Mula tuvo problemas de salud y el futuro laboral del coro titular del Teatro Real sigue siendo incierto.

Sin embargo, no anda desencaminado Antonio Moral, director artístico del coliseo madrileño, cuando asegura que este Rigoletto hará historia. Están rotundos el barítono Roberto Frontali en su papel del bufón cheposo y el tenor José Bros como el duque de Mantua; Patrizia Ciofi, simplemente sublime en el rol de Gilda.

Triunfa Roberto Abbado al frente de la orquesta, y la oscarizada Sandy Powell resuelve con tino el diseño de vestuario. Completa la lista de aciertos Michael Levine con una escenografía técnicamente compleja y parca en número de elementos. Un drama de tal belleza no necesita más. Bienaventurados los que puedan disfrutarlo.

Rigoletto se estrenó en Venecia en 1851. La música, de Giuseppe Verdi, respeta las convenciones formales de la ópera italiana. El libreto, de Francesco Maria Piave, está basado en Le Roi s'amuse de Victor Hugo. Se representa en el Teatro Real de Madrid hasta el día 23. La función del día 9 se retransmite en directo por Radio Clásica.