Cómo inventar problemas

Se entiende que las tribulaciones del PP con tanto watergate en Madrid y con la demagogia facilona de Rosa Díez y su partido, que les viene pisando los talones de su españolismo, les hagan perder de vista el horizonte.

Hasta el punto de volver a la carga con su costumbre de señalar falsos problemas. Y de inventarlos. Parece que no tienen bastante con el varapalo que les ha dado el Supremo respecto a sus objeciones contra la asignatura de Educación para la Ciudadanía y vuelven a la carga haciendo ver que el castellano en Catalunya está en peligro.

Tan en peligro que hay que asegurar que la educación de las criaturas que nacen o viven en este país sea en lengua castellana para que sean capaces de expresarse correctamente en ella cuando acaben sus estudios. Espero que el PP, que ya tiene una edad, aprenda algún día a diferenciar entre nación, Estado y país. Y, fíjense, están leyendo en Catalunya en castellano. ¿dónde tienen ustedes el problema?