Autocuidemos las palabras

En esta época, los catarros, procesos gastrointestinales y la gripe, todos procesos virales, son normales y no es motivo de alarma, salvo en escasas excepciones. Sin embargo, hace unos días escuché en un programa de radio matutino de máxima audiencia, y coincidiendo con las cifras de gripe en Cataluña, que los médicos de familia nos estábamos lavando las manos porque sólo recomendábamos paracetamol y agua abundante, como en las series de televisión, y aconsejábamos no acudir el primer día de síntomas al centro de salud. Desde esta privilegiada tribuna quiero pedir a todos los personajes mediáticos y líderes de opinión que cuiden sus palabras porque con esa actitud sólo provocan saturación en los servicios de urgencia, empeorando aún más la situación. Deben promover el autocuidado, no la automedicación, y autocuidado es tomar un analgésico por un dolor de cabeza por iniciativa propia y sin acudir al servicio sanitario. Así colaborarán en la mejora del sistema.