Mejoremos 'Punt 2'

Llevo ya cinco días seguidos, que recuerde, que a la hora de cenar Punt 2 me ofrece una pila de reportajes sobre la genética, la líbido y las prácticas alimenticias de los monos lemures. Pongo una sopa de fideos y ¡zas, lemures!; abro una lata de mejillones y más lemures, para explicarte cómo huyen de un tigre, excavan sus madrigueras o se jalan un cuervo. Digo yo que los sabios de RTVV pondrán ésto cuando llegas de currar porque el saco documental tenía buen precio, pero es como si lo hicieran a posta para que nadie lo vea, cambiando de cadena, o para que acabemos hipnotizados por Canal 9. Y me da rabia, porque Punt 2 es de lo mejorcito que tenemos (calidad y cultura en valencià, massa!), si le amputamos, claro está, sus noticieros fachas, al servicio del «Opus Camps». No lo entiendo, pero una de dos: o la estrategia es que no funcione, porque infla el valencianismo, o alguien la quiere hundir poco a poco. Así podrá justificarse lo de siempre: que para cuatro gatos que la vemos, mejor es ofrendar glorias a España.