Perdedores de larga distancia

Resistir para ganar. El mandamiento que los corredores de fondo llevan grabado a fuego en cada zancada es también la receta que Sebastian Coe, doble campeón olímpico de 1.500 m, aplica a la candidatura de Londres a los Juegos de 2012.  La ansiedad de sus compatriotas ante la buena nota obtenida por Madrid en la visita de la Comisión del COI le ha obligado a tener que recordar que en las largas distancias hay que perseverar: «Las últimas cinco semanas son importantes; los últimos cinco días, esenciales, y las últimas cinco horas, decisivas.

De la persecución de una meta durante meses o toda una vida sabían lo suyo el Capitán Achab al que daba vida Gregory Peck en Moby Dick (1956) o el Bogart buscador de oro en El tesoro de Sierra Madre (1948), ambas de John Huston, un director dotado de especial sensibilidad para recrear perdedores de larga distancia. Como atleta, Coe nunca le hubiera interesado. Confiemos en que como alma de Londres 2012 mereciera abrir los títulos de crédito.