La jeta de Hacienda

El pretendido despiste de la Agencia Tributaria con los borradores del IRPF canta demasiado como para no pensar que los graves errores que contienen, siempre en contra del contribuyente, no son intencionados. Tiene delito que Hacienda no marque la casilla 737 (compensación por compra de vivienda) ni lo advierta a quienes pueden beneficiarse, pero aún peor es cuando dice que «la Agencia no puede saber si el contribuyente ha tenido un hijo en 2007».

Nos quiere hacer creer que sus superordenadores no cruzan sus propios datos, como son las declaraciones modelos 141 y 140 que rellenan las mujeres al ser madres para recibir los 2.500 euros y los 100 mensuales si son trabajadoras. O los cruza cuando le interesa, porque conozco a una madre cuyo borrador incluía los 100 euros mensuales que ingresó por la hija que tuvo en 2007, pero en él no constaba la niña ni su correspondiente deducción. Y que no se te olvide a ti nada.