Hay Tour,hay debate

Arrancó el Tour, la razón de ser del ciclismo, la carrera más grande. Desde que entramos en la era Armstrong cada año surge el debate, por un lado los que quieren demostrar que gana porque se beneficia de su pasada enfermedad y recibe un trato especial, por otro los que se empeñan en hacer comparaciones. Son partidismos absurdos, Induráin ganaba controlando al milímetro el esfuerzo para no derrochar ni un gramo, para otros el mejor fue Merckx, que ganaba en todos los terrenos y desde el primer día al último. Armstrong está en la línea Merckx, pero para él sólo existe el Tour, Merckx lo ganaba todo y lo corría todo. En cualquier caso, el Tour empezó con una nueva exhibición de Armstrong, para marcar diferencias, amargándole el debut a Ullrich y atemorizando a sus rivales. Estamos en tiempo de Tour: verano, siesta con bicicletas, epopeyas de montaña, un gran espectáculo televisivo y un desafío para Armstrong: ganar e irse a descansar.