«Las cuentas no nos salen, pero dice que para eso están los padres»

Desde este verano salgo con un chico que vive en otra ciudad. Él está cañón, es muy ligón y me da miedo que en cualquier momento, al no estar juntos, se líe con otra chica. Me gustaría irme a estudiar a su ciudad para estar tranquila, pero él dice que no quiere responsabilidades si luego lo nuestro va mal. ¿Qué hago?

Irte a vivir a otra ciudad significa un cambio muy importante. No puedes tomar esta decisión por miedo a perder a alguien. No es fácil llevar una relación a distancia, pero es mejor que trabajes tu inseguridad y tu dependencia emocional antes de que tomes una opción que tiene pocas probabilidades de éxito. Las relaciones hay que basarlas en el compromiso mutuo.

Mi novia y yo queremos vivir juntos, pero no tenemos nada ahorrado. Mi sueldo no está mal, pero ella aún está estudiando y quiere que alquilemos un piso cerca de donde vive, una zona muy cara. Las cuentas no nos salen, pero dice que para eso están los padres. Los suyos tienen dinero, pero los míos están hasta el cuello pagando un préstamo que pidieron para que yo hiciera un máster. ¿Qué puedo hacer?

No lo tienes fácil. Tú aportas tu trabajo, ella podría plantearse otras opciones, como trabajar y estudiar, vivir en un sitio más barato, intentar ahorrar... Lo que resulta inmaduro y poco razonable es querer llevar una vida de lujo a costa del sacrificio ajeno. Las relaciones de pareja se basan en la coherencia, el esfuerzo y la asunción de responsabilidades.