Dalí, catalán; Picasso, español

Y en el Museo Metropolitan, la atracción es la imponente exposición Barcelona y la modernidad: de Gaudí a Dalí, que despliega,
a lo largo de 300 obras, la pujanza y nivel creativos culturales que siempre tuvo la envidiable urbe catalana, y que nos permite sacar pecho a los que defendemos los logros de nuestro país en el exterior.

Un detalle chocante. Al pie de una obra de Dalí o de Gaudí se lee: «Catalán». Junto a Picasso, el letrero reza: «Español».

Y un andaluz, yo, razona: o bien me están difuminando el andalucismo de Picasso o me están deslizando que lo catalán no es español.
La alternativa me desasosiega.