¿Qué pasa con Moyá?

España ganó la Copa Davis en diciembre, con Ferrero, Nadal, Moyá y Robredo. Entonces fueron Nadal y Moyá quienes se echaron al equipo a cuestas para conquistar, ante EE UU, la segunda Ensaladera española, que se perdería poco después ante Eslovaquia. En esa eliminatoria, Nadal sólo jugó el doble y Moyá no acudió, pues, tras ganar su primera Davis, decidió retirarse un año del equipo nacional para centrarse en los torneos –«Hay que descansar, la gente te conoce más y si no evolucionas, te estancas»–. El caso es que desde que Moyá anunciara aquello, no ha ganado título alguno y ha ido cayéndose de torneos a las primeras de cambio: «Busco lo mejor de mí, es una cuestión de confianza. Espero estar a punto en Roland Garros». Moyá ha perdido la fe en sí mismo. Acabó quinto de la ATP en 2004 y ahora se conforma con estar entre los 25 primeros, pero ni él ni yo podemos decirles por qué.