Observatorio de migraciones

La intención es mejorar la convivencia, la tolerancia y la pluralidad, así como propiciar un nuevo modelo que no excluya a nadie. En cada distrito la mesa tendrá 40 representantes; cuatro de las asociaciones de vecinos, seis de las de inmigrantes, uno del colectivo gitano, y ocho de entidades ciudadanas.

Además, habrá 16 vecinos elegidos en comicios distritales y cinco funcionarios municipales de inmigración, servicios sociales, educación, igualdad de oportunidades y seguridad ciudadana.

El plazo de presentación de candidaturas para esas elecciones acaba el 6 de octubre, y la cita con las urnas el 19 de noviembre. Ojalá que las buenas gentes de Madrid puedan lograr una ciudad más solidaria y menos racista: es el gran reto.