En blanco y negro

Esperábamos propuestas y soluciones. Nos preocupan la inmigración, el modelo de Estado, las competencias y financiación de comunidades autónomas y ayuntamientos, el estancamiento en el crecimiento económico, el aumento de la violencia de género, la lucha antiterrorista, nuestros aliados internacionales, el incremento del precio de la vivienda, la subida de los tipos de interés, el fracaso escolar, la sequía, la inseguridad ciudadana. Pero no debatieron ninguna iniciativa para dar respuesta a estos graves problemas. Mientras la inquietud de los españoles aumenta por un futuro más que incierto, los socialistas están centrados únicamente en buscar candidato para la Alcaldía de Madrid. Han recurrido a la vieja estrategia de los anuncios en blanco y negro porque carecen de un proyecto serio, sólido y real. ZP debe asumir que es presidente del Gobierno, abandonar el radicalismo de extrema izquierda en el que se ha instalado y renunciar a sacar del sistema al único partido que ejerce la oposición.