El susurro que cuela

Leonard Cohen - 100Clase. Es lo que desprende Leonard Cohen a sus 77 años. Sin llegar a ser un estorbo ni una caricatura de sí mismo, sin provocar sentimientos de rechazo por agotar fórmulas. No es de esos artistas a los que pedirías que se retirara por su bien y el de todos. No.

Y la prueba es Old Ideas (Columbia), con una decena de temas nuevos y una incontestable sapiencia, entre susurros, coros de mujer y las cuerdas (violín, guitarra, etc.), que no falten. Del "Tuve que volverme loco para amarte" al blues de un banjo roto, pasando por Dios o una vieja nana. De todo saca el canadiense una lectura. Con todo es capaz de encandilar.



Lana del Rey - 100Resulta cada vez más complicado, dados los tiempos que corren, aislarse sin recibir opiniones cocinadas de discos, películas, libros y creaciones varias. Es decir, spoilers que hacen que te formes, sin quererlo, una idea en la cabeza. Primero se dijo que Lana del Rey era la estrella del momento -aunque no es este su primer disco-; después, que Born to Die (Universal) tenía pocas nueces.

Así que, como diagnóstico residual, se puede decir que el sencillo, Video games, está bien escogido; que hay temas como Carmen que no están nada mal; y que su pose interesante cuela bastante. Tiene retazos de Lily Allen y Morcheeba -aunque Roxette no ande lejos- y adjunta algo de hip hop arrastrado, cool y rihannesco. La voz grave, cuando así la muestra, es lo más atractivo. El resto es aceptable, pero no entusiasma. Eso sí, hay que ver sus videoclips porque, como diría aquel, "casi te dicen más de ella que su música".