Urbanismo y televisión

Dice que es intolerable que dé mala fama a la comunidad y pide a Les Corts que reprueben al Ente público. Están molestos pero siempre centran su indignación en la imagen que otros difunden. Como si las informaciones se construyeran sobre la nada, como si no hubiera miles de personas y asociaciones en el País Valenciano que denuncian los gravísimos problemas que comporta un crecimiento urbanístico irracional y desenfrenado para el medio ambiente, la salud y la convivencia.

Si en lugar de gastar tantas energías en mirarse en el espejo trabajaran junto a estos colectivos en la puesta en marcha de políticas sostenibles que prioricen el bienestar de la población por encima del interés económico, otro gallo cantaría, incluso, en los medios. Mientras, nuestras costas, huertas y montañas desaparecen entre viviendas, complejos turísticos, centros comerciales y campos de golf de muy dudosa sostenibilidad. Y no por culpa de TVE.