El ‘Paleta de Oro’

Es su última oportunidad: cosas de la edad. Navarro es animal político –en el mejor sentido– y hombre de partido, además de militante referencial. Como experto en política, sabe que, en las elecciones de 2007, el contrincante no es Ramón Luis. En su feudo no tiene rival. Si extenúa al actual candidato del PSOE, puede postularse a ganar el congreso posterior a las elecciones. Pedro Saura: agárrate los machos. Amplios sectores del PSOE dicen que Navarro está al filo del abismo tras torpedear la línea de flotación socialista con las declaraciones a favor de las grandes promotoras, que le han dado la Paleta de Oro, y la firma de los macroconvenios urbanísticos. Tras 12 años de oposición socialista enfrascada en asuntos internos (larga travesía de desierto), el único argumento de calado en la sociedad ha sido el ladrillo, y Navarro lo echa abajo. Para los foráneos, el PSRM era peculiar por sus ‘familias’. Sería trágico recuperar el nombre de otra, en su día escrito: los cainitas.