Si no te has enterado del último giro de 'Westworld', Evan Rachel Wood te lo explica

La tercera temporada de 'Westworld' ha llegado a su primera gran revelación, lo que ha confundido a algunos espectadores. Deja que Dolores te explique los SPOILERS.
Si no te has enterado del último giro de 'Westworld', Evan Rachel Wood te lo explica
Si no te has enterado del último giro de 'Westworld', Evan Rachel Wood te lo explica

SPOILERS DE 'WESTWORLD' HASTA T3E04

En algunos aspectos, la tercera temporada de Westworld ha supuesto un reinicio en varios elementos característicos de la serie de Jonathan Nolan Lisa Joy. Ahora ya no estamos dentro del parque de Westworld, sino en el mundo real fuera de cualquier simulación (aunque también las hay).

La huida de Dolores (Evan Rachel Wood) a la civilización nos ha permitido conocer un poco mejor cómo han imaginado Nolan y Joy el mundo del futuro; ese que ella misma pretende tomar bajo el control de las máquinas, derrocando a los humanos. Solo que resulta que ese mundo humano ya está bastante más controlado por la tecnología, aún más que el nuestro, y en concreto por una gran máquina llamada Rehoboam que dicta los caminos de cada individuo en la sociedad.

Pero bueno, ese asunto, un nuevo cuestionamiento sobre el libre albedrío, parece que será uno de los temas fuertes de la temporada, que aún está por explotar del todo. Lo que ha sucedido en el cuarto episodio, emitido esta semana en una HBO que lucha por mantener esta carísima y aparatosa serie como buque insignia a lo Juego de tronos (guiños a la serie de los dragones incluidos) pero cuya audiencia decrece en cada temporada, es uno de los giros argumentales que tanto les gusta develar a sus creadores, Nolan y Joy.

En los últimos minutos del episodio, titulado The Mother of Exiles, descubrimos que estábamos equivocados asumiendo que Dolores (Wood) había escapado de la isla de Westworld llevándose las perlas de más anfitriones (las avanzadísimas inteligencias artificiales desarrolladas por Delos) a los que estaba ubicando en el mundo real como primer paso para su revolución de las máquinas.

Había quienes pensaban que su plan podría seguir los pasos de Mundo futuro (1976), la secuela de la Almas de metal (1973) de Michael Crichton de la que Westworld toma su inspiración, y usar a las máquinas para reemplazar a altos dirigentes y celebridades humanas. Incluso el propio Bernard (Jeffrey Wright) pensaba que ese era su plane e intenta detenerlo. Pero no es exactamente así.

Dolores ha reemplazado a humanos por máquinas; sin ir más lejos, a Charlotte Hale (Tessa Thompson) al frente de Delos. Pero no los sustituye por otras máquinas, sino por distintas copias de sí misma, como se descubre al final de este episodio. Maeve (Thandie Newton) de la forma más dolorosa posible, cuando es atravesada por la katana de Musashi (Hiroyuki Sanada). Solo que él no es realmente Musashi, ni ningún otro antiguo anfitrión de Westworld: es la propia Dolores.

"Dolores mata a Maeve encarnada en Musashi. Ella está dentro de Musashi, está dentro de Connells [Tommy Flanagan] y está dentro de Hale [Thompson]. Ella está en todas las perlas que son copias de sí misma", explica Evan Rachel Wood en Deadline ante las posibles dudas que han podido surgir tras la emisión del episodio.

"Si te fijas bien, la corbata de Connells es de un azul similar al del vestido azul [que el personaje de Dolores lleva en Westworld], y Musashi también viste de azul. Todos tienen pequeños detalles de azul", concluye la actriz.

Ahora que Dolores está multiplicada en varios lugares a la vez, la batalla contra Serac (Vincent Cassel) y una seguro que pronto resucitada Maeve acaba de ponerse al rojo vivo. ¿A ti qué te ha parecido este nuevo giro de guion de Westworld? ¿Te quedó claro al ver el episodio?

Mostrar comentarios

Códigos Descuento