Una de las muertes más dolorosas de 'Stranger Things' pudo ser mucho peor

Una de las muertes más icónicas de la serie iba a ser ejecutada por otro personaje, según revelan ahora los guionistas.
Stranger Things.
Stranger Things.
CINEMANIA

Ya lo avisó Millie Bobby Brown hace unos meses, cuando estaba a punto de estrenarse la cuarta (y hasta la fecha última) temporada de Stranger Things: tiene que haber muertes más importantes y más cruentas en la serie, un poco a lo Juego de tronos. Así lo expresaba una de las caras más reconocibles de la serie y ese ha sido uno de los debes de la serie desde casi su primera temporada. Porque Stranger Things siempre se ha preocupado mucho por sus personajes y de que estos, en caso de que lo hicieran, tuvieran una muerta digna. O eso pensábamos.

Porque ahora resulta que algunas de esas pocas muertes, de las que sí tuvieron lugar, pudieron haber tenido un desenlace muy diferente del que finalmente vimos. Así se encargan de desvelarlo desde Stranger Writers, la cuenta de los guionistas de Stranger Things, desde la que han confesado que la muerte de uno de los personajes más queridos por muchos fans de la serie pudo haber sido mucho peor. Así es, estamos hablando de Bob Newby, el personaje al que daba vida Sean Astin.

Bob Newby se convirtió en uno de los personajes más queridos en la segunda temporada de la serie, que es cuando apareció por primera (y última vez). Bob se convertía en la pareja de Joyce (Winona Ryder) y su encanto y cercanía pronto le hacía convertirse en uno más de la familia Byers. Además, sus conocimientos tecnológicos lo convertían en un valioso aliado para Hopper (David Harbour) y el resto cuando una nueva amenaza se cernía sobre Hawkins. 

Sin embargo, cuando intentaba evitar que el Azotamentes entrase a través del portal y ayudaba a Mike, Joyce y Hopper a escapar del laboratorio, Bob se veía acorralado por los "demoperros". Aunque Bob trataba de sacar una valentía y arrojo que ya le habíamos visto a Sean Astin cuando daba vida a Sam en El señor de los anillos, la realidad se acababa imponiendo y el pobre Bob caía fulminado por los ataques de las odiosas criaturas. Una muerte honrosa y dolorosa a la vez, pero que pudo ser mucho peor según desvelan los guionistas de la serie. 

"Cosas locas que casi ocurrieron #1: En la temporada 2, un Will poseído iba a asesinar a Bob", publicaban en Twitter los guionistas, confesando así que a veces su mente es mucho más retorcida de lo que creemos. Porque una muerte así hubiera sido mucho más inesperada pero, sobre todo, mucho más dolorosa, especialmente para los fans que más quieren a los Byers. Que Will hubiera matado a Bob, aunque fuera bajo la influencia del Azotamentes, hubiese tenido consecuencias catastróficas para todos y especialmente para la familia Byers. No obstante, no deja de ser curioso que esta posible muerte encaje en una de las grandes teoría de la serie, la que dice que Will es en realidad el gran villano y que es él quien ha producido (consciente o inconscientemente) los monstruos que asolan Hawkins. 

¿Quieres recibir todos los viernes en tu correo las mejores recomendaciones de cine y series? Apúntate a nuestra Newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento