‘The Walking Dead’: las diferencias y similitudes del final con los cómics de Robert Kirkman

El desenlace de la adaptación de AMC ha dividido al fandom, ante la ausencia de un mayor protagonismo de los Grimes. 
‘The Walking Dead’ las diferencias y similitudes del final con los cómics de Robert Kirkman
‘The Walking Dead’ las diferencias y similitudes del final con los cómics de Robert Kirkman
Cinemanía

En 2010, Rick Grimes exploraba por primera vez las calles de Atlanta, que se encontraban atestadas de caminantes. Un apocalipsis del que se salvaba después de recibir un balazo y hallarse en coma en el hospital, donde Shane bloqueaba la puerta de su habitación con una camilla y así recuperaba las fuerzas hasta que despertaba. Una trama que repetía su hija Judith Grimes, 12 años después, en el final de The Walking Dead.

La joven era disparada también y hospitalizada, por lo que debía de pasar su convalecencia en una habitación de la Commonwealth. Una sala bloqueada también por una camilla, como ya pasara con su padre antaño. Finalmente, la joven se recuperaba y se sumaba al grupo de supervivientes de Alexandria (en plena reconstrucción). Una serie de paralelismos de un desenlace, que, finalmente, resultaba muy diferente al creado por Robert Kirkman en 2019, en los cómics que originaron la serie. 

El destino de los Grimes y los supervivientes

En la serie The Walking Dead, la historia de la familia Grimes se difuminaba tras la desaparición de Rick en la novena temporada, mientras que los cómics llegaban hasta el final junto al sheriff. Un personaje que era acompañado por su hijo Carl, quien en realidad tomaba su testigo en la obra gráfica, puesto que Judith fallecía junto a su madre, Lori, en el fuego cruzado en el que los supervivientes se vieron inmersos en la prisión, por culpa de El Gobernador.

La serie se desviaba completamente del canon de los cómics. De hecho, el cómic 192 dejaba en shock a los lectores con la muerte de Rick, después de tantos años y a manos del caprichoso e imprevisible Sebastian Milton. Un personaje que también aparecía como hijo de la mandataria de la Commonwealth en la serie, pero que era asesinado (y no encarcelado como en la obra gráfica), después de poner en aprieto a los supervivientes.

El último cómic (The Farm House, 193) era publicado en 2019, donde veíamos qué había sido de Carl Grimes, 10 años después de la muerte de su padre. Una época en la que los territorios de la Commonwealth, Hilltop y Alexandria viven días gloriosos, y los muertos vivientes son casi una anécdota. 

En los cómics, Maggie se transformaba en la presidenta de la Commonwealth y Michonne, quien en realidad nunca mantuvo una relación sentimental con Rick, en una de las juezas más aclamadas. Por su parte, Hershel, el hijo de Glenn y Maggie, se convertía en la viva imagen de un niño pijo tan caprichoso como Sebastian Milton, mientras que Aaron y Jesus (sí, siguió vivo) disfrutaron de su historia de amor.

Por otro lado, Mercer y Princesa también continuaron su amorío, así como Magna y Yumiko, que se situaron frente a una Lydia recordando su afecto por Carl. Entre todos los supervivientes, Rick era un verdadero fenómeno y un recuerdo imborrable en la vida de Carl, quien se casaba con Sophia, con la que tenía a su hija Andrea. 

Así, el nombre de su pequeña rememoraba al de su madre adoptiva, que tantos años estuvo presente en la vida de Rick y no así en la serie. Un final emotivo entre los Grimes, muy diferente al que hemos podido ver en la ficción. 

La importancia de los cuervos

Después de 12 años y 11 temporadas, The Walking Dead decidía otorgar un final feliz a sus supervivientes, pero dejaba todas las tramas abiertas para dar continuación al nacimiento de una nueva franquicia. El episodio 11x24 evitaba contar qué había sido de los personajes en un futuro, aunque, si bien cierto, la serie ya nos había regalado un final similar a los cómics en la temporada 8.

Recordemos que en los últimos instantes de Carl con Judith, ambos compartieron secuencias emotivas en una mecedora. La misma imagen que concluía los cómics, donde Carl aupaba a su hija Andrea en una mecedora, mientras le contaba la historia del célebre Rick. Unas semejanzas que no gustaron entonces a muchos seguidores de TWD, que han vuelto a dividirse ante el final definitivo de la serie.

Sin embargo, la ficción ha recogido en sus últimos coletazos algunos elementos presentes en el último cómic, como la aparición de las  bandadas de pájaros. Unos animales que algunas teorías incluso se atreven a señalar como responsables del virus que afectaba a la humanidad, que ahora cuenta con una segunda lectura después de que los murciélagos afectaran al mundo entero con la pandemia de covid.

Una serie de nexos común entre la serie y el cómic, que, sin embargo, nos han mostrado dos viajes totalmente distintos. ¿Mejor o peor? Simplemente, dos desenlaces dispares, pero igual de emocionantes. 

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento