Logo del sitio

¿Puedes comprar los derechos de un dios? Disney lanza a sus abogados a por el Loki mitológico

El temido equipo jurídico de la corporación se lanza a por fanarts e imágenes que representan a la deidad nórdica.
Loki interpretado por Tom Hiddleston (izq.) y en un antiguo grabado islandés (dcha.).
Loki interpretado por Tom Hiddleston (izq.) y en un grabado islandés (dcha.).
Cinemanía

A estas alturas, en Asgard están más que acostumbrados a que Loki libere criaturas siniestras y terroríficas, a las que luego su hermanito tiene que meter en cintura. Pero, esta vez, la cosa ha pasado de castaño oscuro, porque el dios de la mentira ha atraído con su serie a un ente cuyo poder destructivo supera al de Surtur, Kurse o la mismísima Serpiente de Midgard. 

¿De qué monstruosidad hablamos? Pues del equipo jurídico de Disney, siempre deseoso de barrer del mapa todo aquello relacionado, por remotamente que sea, con marcas propiedad de la corporación. 

Dado que Loki no es solo un personaje de Marvel, sino también una deidad nórdica presente en innumerables obras religiosas y folklóricas desde mucho antes de la era cristiana, los abogados de la Casa del Ratón tienen mucho trabajo que hacer. 

Por lo pronto, y entre otros casos, han conseguido retirar de la web de artesanía Redbubble una camiseta con un grabado del dios tomado de un manuscrito islandés del siglo XVIII. Según The Daily Dot, este caso se ha debido a una medida preventiva de la página para evitar conflictos legales. Algo que también habría barrido con otros fanarts y productos realizados, bien sin ánimo de lucro, bien con intenciones comerciales muy modestas. 

Esta carga de berserkers con traje y maletín no es casual: resulta que, en 2019, Disney comenzó los trámites legales para patentar el nombre de Loki, algo que ha conseguido este año con la denominación "Marvel Loki". Y, una vez con garantías jurídicas entre manos, se ha lanzado al exterminio de todo aquello que pueda poner en entredicho su dominio sobre la marca. 

La cosa se complica si pensamos que Loki no es solo un personaje de cómic, sino también una deidad de la religión nórdica que algunos creyentes siguen profesando con nombres como "ásatrú" u "odinismo". 

En todo caso, las ofensivas de Disney en nombre de sus derechos de copyright no son nada nuevo. En 1998, la corporación logró una reforma de las ley sobre marcas registradas en EE UU para evitar que la imagen del ratón Mickey pasara al dominio público. De ahí que a esta ley se la conozca como la "ley de protección de Mickey Mouse". 

Asimismo, Disney ha tratado de patentar la imaginería del Día de Muertos mexicano, para asegurar su monopolio sobre los beneficios de Coco. Y, en vísperas del estreno de la versión CGI de El rey león, trató de registrar la expresión "hakuna matata", una frase popular en swahili que usan a diario los cerca de 90 millones de hablantes de esta lengua. 

La ironía del asunto se multiplica si pensamos que Stan Lee y Jack Kirby pudieron publicar sin problemas cómics de Thor de 1962 debido a que el dios del trueno (y toda su parentela asgardiana) estaban libres de derechos, en tanto que personajes mitológicos y, como tales, de dominio público. 

Por nuestra parte, estamos seguros de que el propio Loki (tanto en su versión en papel como en la interpretada por Tom Hiddleston) se estaría frotando las manos ahora mismo. Al fin y al cabo, llenar el mundo de locura y discordia siempre ha sido lo suyo. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento