¿Por qué sigo viendo 'The Walking Dead'?

Los zombies de AMC conquistaron a una gran audiencia en su llegada a España en 2010, quienes progresivamente han dejado numerosas bajas a su paso. 
'The Walking Dead' 10T
'The Walking Dead' 10T
Cinemanía

Más de 140 episodios, 10 temporadas y tres spin-offs pasan factura a cualquier ficción. El caso de The Walking Dead no es un hecho aislado. Si en su temporada siete alcanzaba su mayor pico de audiencia con la llegada a la trama del salvador Negan (Jeffrey Dean Morgan), las siguientes comenzarían un declive progresivo en relación a la desaparición de Rick (Andrew Lincoln). No obstante, gran parte de la audiencia de la franquicia basada en los cómics de Robert Kirkman se mantiene fiel hasta el final, y es que en 2022 podremos disfrutar del desenlace de los muertos vivientes de AMC. Muchos motivos por los que aún sobrevivir al Apocalipsis.

TWD se estrenaba en 2011 en abierto en España a través de La Sexta con altas cifras rating, obteniendo récords para la joven cadena. Este lanzamiento ocurría unas semanas después del producido globalmente a través de la cadena FOX. El detrimento argumental que la serie comenzaría a sufrir a partir de la cuarta temporada afectaría con posterioridad a su continuación en abierto. Un hecho que fue aupado a su vez por la novedosa división de sus temporadas en dos tandas a partir de la T3. Esto provocaría un aumento de los episodios: de 8 a 16. La partición provocaría que mucha gente comenzara a desengancharse. Uno de los grandes errores de la ficción.

A pesar de todo, la serie creada por Frank Darabont (La milla verde, Cadena perpetua) para AMC continuaría su periplo en la cadena FOX, donde ha seguido conquistando a los espectadores. De hecho, la recuperación de su calidad primigenia, que permitió que esta estuviera presente en premios como los Globos de Oro y los Emmy, ha regresado en la actualidad. Este hecho ha motivado que incluso podamos disfrutar de seis nuevos episodios adicionales para la 10T, que se estrenan en España el 1 de marzo.

The Walking Dead
The Walking Dead
Cinemanía

Angela Kang y el regreso de la calidad a la serie

Durante varias temporadas, TWD se ha caracterizado por su fragmentación entre episodios trepidantes y otros sumamente anodinos, algo que incluso a veces se ha trasladado a las divisiones entre temporadas. Terminus y el alargamiento de la trama el Gobernador desquiciaban así a gran parte del público. Sin embargo, un cambio de paradigma llegaba en su 9T. Si bien es cierto, es justo señalar la valentía perpetua de TWD con sus diversos montajes y sus tramas más delirantes: episodios en blanco y negro o sepia, alucinaciones, planos subjetivos sorprendentes, juegos con las temporalidades...

Los cambios de showrunner en la ficción siempre han sido muy acusados por el público, afectando en ocasiones al buen funcionamiento y, por tanto, a la consecución anhelada de la ficción. La conflictiva salida de Darabont de TWD-denuncia de por medio- haría que Glen Mazzara fuera el siguiente showrunner, una tarea en la que posteriormente sería relavado por Scott M. Gimple en la 4T. Este último ha sido considerado siempre como uno de los grandes males de la ficción, debido a los constantes vaivenes argumentales de la serie, que se salvaba por la espectacularidad de algunos capítulos. 

El salto de calidad de TWD incrementaba con el último cambio al frente de la ficción. Angela Kang se situaba como showrunner tras degradar a Gimple en su puesto en el show en la 9T, produciendo un evidente cambio visual (comenzando con su intro), una renovación del elenco de personajes y las tramas, la llegada de los Susurradores y una dignificación para el desenlace. Un cambio recibido con algarabía para muchos y con demasiada tardanza para otros.

Sobreviviendo al Apocalipsis 

Las andanzas de Rick (Lincoln) como líder del grupo de supervivientes atrapaba desde el inicio a los fans de los cómics creados por Robert Kirkman, Tony Moore y Charlie Adlard. Aunque muchos acusaban de paralelismos evidentes a esta con el título de Danny Boyle 28 días después, lo cierto es que ambas producciones se inspiraban en historias narradas con anterioridad en películas como The day of the Triffids (1962). El personaje era lanzado en su adaptación seriéfila con un tono y carácter muy similares, repleto de claroscuros y una actitud cambiante e inestable. ¡Cuántos cabezazos se daría contra la pared Thomas Jane (La Niebla, The Punisher) al rechazar este papel!  

Alpha (Samantha Morton) en 'The Walking Dead'
Alpha (Samantha Morton) en 'The Walking Dead'
Cinemanía

A diferencia de la obra original, el ex-policía sí cedía protagonismo a otros y es que la serie aumentaba exponencialmente el número de personajes, así como creaba algunos icónicos e inexistentes en la obra original como Daryl (Norman Reedus) o Sasha (Sonequa Martin-Green). Además, la desaparición cruenta de otros tantos ha conservado persistentemente la atención del público: Shane, Lori, Dale, Andrea, Hershel, Beth, Glenn, Abraham, Carl, Tyreese, Tara... La serie ya estaba cargándose a sus personajes principales antes de que en Juego de tronos rodaran cabezas. Cabe destacar como curiosidad que HBO rechazó TWD por ser demasiada violenta, tan solo unos años antes de dar luz verde a la historia de la familia Stark. Ironías de la vida.

Diez temporadas después, algunos de los personajes iniciales (que en los cómics ni siquiera estuvieron presentes o murieron pronto) pugnan por perdurar en una carrera contrarreloj contra vivos y muertos. Un trayecto en el que ha sido imposible no empatizar con ellos y encariñarse.

Los easter eggs de 'Breaking Bad'

Walter White (Bryan Cranston) y Rick Grimes tienen mucho más que ver de lo que a priori parece. Ambos personajes podrían pertenecer al mismo universo, aunque en tiempos distintos. Las dos ficciones de AMC coincidían en emisión y, como guiño, TWD ha escondido easter eggs en diversas ocasiones deBreaking Bad.

La furgoneta de Dale similar a la de Walter, el cristal azul característico de Breaking Bad, la citación de Eisenberg entre los hombres del Gobernador, el Dodge Charger de Gleen, Alpha entonando la canción Lydia the Tattooed Lady.... TWD obligaba a mantener la atención en la búsqueda de nuevas alusiones a su serie hermana. Un aspecto hitchcockniano que ha sido siempre muy hilarante. No es la única referencia de la serie hacia otras producciones. TWD ha homenajeado a través de sus episodios a Creepshow (1982), El día de los muertos (1985) o Amanecer de los muertos (2004), entre otros títulos.

'The Walking Dead' y 'Breaking Bad'
'The Walking Dead' y 'Breaking Bad'
Cinemanía

Sangre y tripas

TWD NUNCA FUE UNA SERIE VEROSÍMIL. Ni falta hizo. Partiendo de esto, muchos han sido los que han acusado a la trama de falta de realidad e historias absurdas, sacadas de un universo apocalíptico al que (por el momento) no nos toca enfrentarnos. Algo sostenido por otros tanto que juzgan el show por centrarse tanto en los humanos y tan poco en las criaturas. Una irracional búsqueda de la verdad. Y es que TWD es pleitesía hacia la fantasía y el terror.

Sangre, tripas, amputaciones de miembros, muertes inesperadas, crueldad exacerbada... la serie se ha convertido en una de las más violentas de la actualidad y son multitud de episodios los que han sido calificados para mayores de edad. Esto ha ofrecido una gran oportunidad a la ficción de acción, gallarda en mostrar muchas cosas presentes en los cómics e incluso en algunas ocasiones dando un paso más allá. Este vigor también se visualiza en la cesión del protagonismo a los personajes femeninos de la serie, que sorprendía con el paso de testigo de Rick a Michonne, algo que a pesar de todo no gustaba a muchos. Y es que The Walking Dead también ha dado pasos en falso en algunas ocasiones al intentar visibilizar tramas presentes en los libros sobre las mujeres o el colectivo LGTBI, cediendo a ciertos sectores más conservadores. Craso error.

Rick (Andrew Lincoln) en 'The Walking Dead'
Rick (Andrew Lincoln) en 'The Walking Dead'
Cinemanía

La acción siempre ha sido uno de los platos fuertes de The Walking Dead, que ha mantenido el foco en los humanos, más allá de los caminantes o merodeadores. Así ha conseguido en todo momento un ritmo frenético, frenado en ocasiones por el alargamiento innecesario de episodios. Un retrato rocambolesco de lo que sería un baño de sangre entre hordas de zombies. Palabra prohibida en la ficción. Ni una sola vez oirás la palabra zombie en toda la serie, esto se debe a que en el universo TWD no existían precedentes hasta el momento en el que todo explotó. Otra de las curiosidades más divertidas.

Hay vida después de la muerte

Pese a que el capítulo 16 de la décima temporada obtenía el peor dato de audiencia de la historia de TWD, su trama terminaba con uno de los episodios más espectaculares vistos hasta el momento. Así abría una apertura hacia la posible alianza entre Maggie (Lauren Cohan) y Negan. Este hecho se producirá a la par de la llegada al reparto de Hilarie Burton (One Tre Hill) como esposa de Negan, quien en la vida real está casada de verdad con Dean Morgan. El destino de Michonne (Danai Gurira) y Rick, así como el viaje a Nuevo México de Carol (Melissa McBride) y Daryl, y la aparición de un nuevo grupo ataviado con trajes que recuerdan a los stormtroopers de Star Wars, también protagonizarán el cierre. ¿Conoceremos por fin el origen del virus? 

El desenlace de la serie llegará en un momento en el que dos spin-offs se emiten en la cadena: Fear the Walking Dead y The Walking Dead: World Beyond, que también han conseguido atrapar a la audiencia. Dos producciones a las que se sumarán próximamente la serie de Carol y Daryl, así como la saga de películas centradas en Rick Grimes (probablemente con lo que sucedió con él tras su accidente en el puente). Los fans nos negamos a abandonar el Estados Unidos arrasado por los muertos vivientes, y es que The Walking Dead continúa provocando nuestras peores pesadillas. Que nuestra misericordia prevalezca siempre sobre nuestra ira.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento