Olivia Cooke recibió esta peculiar indicación para interpretar a la reina Alicent en 'La casa del dragón'

La actriz de 'Ready Player One' encarna a la monarca con una furia y orgullo muy concretos.
Olivia Cooke como la reina Alicent en 'La casa del dragón'
Olivia Cooke como la reina Alicent en 'La casa del dragón'
Cinemanía

Al atravesar el ecuador de su primera temporada, La casa del dragón entró en una nueva fase. Lo que habíamos visto hasta el momento en la serie estrella de HBO pegó un cambio radical con el reemplazo de sus dos protagonistas: la princesa Rhaenyra Targaryen y la reina Alicent Hightower dejaban de ser interpretadas respectivamente por Milly AlcockEmily Carey para llegar a la edad adulta como Emma D'Arcy y Olivia Cooke.

Lo que al principio fue tomado con preocupación por algunos espectadores, habituados al excelente trabajo de Alcock y Carey, pronto disipó todas las posibles dudas gracias al talento de D'Arcy y Cooke al tomar los papeles de estas antiguas amigas de infancia ahora enfrentadas por la futura ocupación del Trono de Hierro.

Además de mantener una continuidad muy precisa en la construcción de los personajes que llevaron a cabo sus compañeras en la primera mitad de la temporada, las actrices no han tardado nada en adueñárselos como si siempre las hubiéramos visto en el papel. En el caso de Alicent, que en el episodio 7 ha tenido su enfrentamiento más directo con Rhaenyra por ahora, Olivia Cooke recibió una indicación muy peculiar sobre cómo debía interpretar a la reina casada con Viserys I (Paddy Considine).

Miguel Sapochnik y Ryan Condal, cocreadores de la serie, le pidieron a la actriz que interpretara a la reina Alicent como si fuera "una fanática de [Donald] Trump". Ese era el tono preciso que estaban buscando, aunque Cooke pudo matizarlo en gran medida. "No quería darles [a los seguidores de Trump] más espacio mental del que ya tienen en mi cabeza", declaró la actriz en Entertainment Weekly. "Así que intenté encontrar un camino diferente para ella, pero supe a lo que se referían".

Cooke señaló que su personaje, Alicent, "se ha ido amargando y retorciendo a lo largo del tiempo". "La hemos visto luchar con su feminidad y el poder que posee, lo que la ha separado por completo de su marido, de su padre e incluso de sus hijos", añade. "Ha sido criada únicamente para criar ella misma a hombres poderosos. Es su única función en la vida"

"Se puede engañar a sí misma pensando que lo suyo es influenciar, promover o persuadir de forma femenina, pero eso son patrañas. A no ser que luches contra los hombres, tu voz no se va a oír. Está aprendiendo a vivir con la camisa de fuerza de la opresión, y a aflojar poquito a poco las cuerdas cada día", concluye la actriz su visión sobre el personaje.

Olivia Cooke, conocida por sus interpretaciones en películas como Yo, él y Raquel (2017), Ready Player One (2018) o Sound of Metal (2019), también tenía experiencia en la televisión gracias a series como Bates Motel o Vanity Fair, pero sin duda una superproducción como La casa del dragón y sus millones de telespectadores semanales supone un subidón de relevancia para su carrera que no hará nada más que crecer.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento