Netflix corta por lo sano: no más escenas de gente fumando en sus películas y series

El mismo fin de semana que se estrena 'Stranger Things' y sus personajes vuelven a echarse su cigarrillo, la plataforma toma una inesperada decisión.
Netflix corta por lo sano: no más escenas de gente fumando en sus películas y series
Netflix corta por lo sano: no más escenas de gente fumando en sus películas y series

La organización antitabaco Truth Initiative consiguió en 2007 uno de sus grandes hitos, al lograr que la Motion Picture Association of America incluyera las escenas de gente fumando como otro elemento a la hora de calificar las películas en EE.UU. De este modo, al sexo, la violencia y las palabrotas se les unió el consumo de tabaco, pero estas restricciones no se extendían a plataformas de streaming como Netflix, Hulu o Amazon, que tenían un margen más amplio a la hora de manufacturar sus contenidos. Hasta ahora.

Truth Initiative descubrió que, en el último año, Netflix había triplicado la representación del tabaco en sus películas y series originales. En total, la organización detectó 1.209 representaciones, siendo 866 las contempladas en su contenido original. Una revelación que ha provocado que, paralelamente al estreno de la nueva temporada de Stranger Things (una de las series donde más se fuma) la plataforma de streaming haya decidido tomar medidas.

Según recoge Entertainment Weekly, Netflix se ha comprometido a que, a partir de ahora, ya no haya más escenas con gente fumando en sus películas y series. "Netflix apoya fuertemente la expresión artística, pero también somos conscientes de que fumar es dañino y que retratarlo en pantalla puede influir de forma negativa en los jóvenes", ha dicho la compañía a través de un comunicado. "A partir de ahora, todos nuestros proyectos con calificaciones por debajo de los 14 años o menos en el caso de las series, o PG-13 o menos en el de las películas, estarán libres de tabaco".

Organizaciones como Truth Initiative llevan tiempo alertando del riesgo que conlleva normalizar el consumo de tabaco a través de su aparición en el audiovisual, debido a cómo el público juvenil puede ser más proclive a empezar a fumar gracias a ella. Truth Initiative, en concreto, ha revelado que series tan exitosas como Orange is the New Black, Madres forzosas y la mencionada Stranger Things son aquellas donde más se fuma, sin haberse querido meter en el berenjenal, probablemente, de contar la media de cigarrillos que se consumen en un capítulo de Mad Men.

"En nuestros proyectos de altas audiencias no habrá ni cigarros ni cigarrillos electrónicos", proseguía el comunicado de Netflix, "a no ser que sea esencial para la visión del artista o importante para el personaje o el rigor histórico o cultural. Además, empezando por este año, será incluida información sobre la existencia de escenas con gente fumando en la descrpción de cada contenido, para que nuestros suscriptores estén informados a la hora de tomar decisiones sobre qué ver a continuación".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento