"Y tú, ¿cuánto vas a tardar en morir?": las claves de 'El desorden que dejas'

Inma Cuesta y Bárbara Lennie se juegan la vida en el thriller rural de Carlos Montero ('Élite'), que adapta su novela para Netflix. 
Bárbara Lennie e Inma Cuesta en 'El desorden que dejas'
Bárbara Lennie e Inma Cuesta en 'El desorden que dejas'

‘Novariz', indica la placa frente al monasterio de San Salvador de Celanova. El pueblo orensano ha cambiado de nombre para acoger el rodaje deEl desorden que dejas,miniserie basada en la novela de Carlos Montero (Élite), oriundo de la localidad. Es un día de mediados de febrero sorprendentemente cálido y algunos vecinos miran curiosos la grabación de una escena en la que Inma Cuesta entra en un bar. Nadie habla aún de mascarillas y gel hidroalcohólico.

Montero, que debuta en la dirección con la adaptación de su libro, nos muestra el claustro del monasterio en el que han recreado el instituto de Novariz. Horas antes, visitábamos junto a él las termas de Bande, inundadas debido a la lluvia pero que jugarán un papel fundamental en este thriller rural protagonizado por Inma Cuesta y Bárbara Lennie. “Ha sido un sueño tenerlas”, reconoce el creador durante la visita.

La serie se centra en dos profesoras. La primera es Raquel (Cuesta), una coruñesa recién llegada al pueblo para cubrir el puesto de una maestra que se suicidó, y que decidirá investigar qué pasó con su predecesora tras recibir una nota amenazante (“Y tú, ¿cuánto vas a tardar en morir?”). “Leí la novela y me enamoré de esta historia”, explica Cuesta. 

Inma Cuesta es Raquel
Inma Cuesta es Raquel
Cinemanía

La segunda profesora es Viruca (Lennie), un personaje misterioso con más recorrido en la serie que en las páginas, reconoce Montero: “Mientras escribía el libro, me di cuenta de que la historia que realmente quería contar era la de Viruca. Ahora he podido quitarme la espina clavada. Sigue siendo una mujer enigmática, pero lo que se sugería por escrito aquí se cuenta”.

Las acompañan Germán (Tamar Novas), pareja de Raquel; Mauro (Roberto Enríquez), profesor y marido de Viruca; y el llamado “trío calavera”, como se refiere el debutante Roque Ruiz al grupo de amigos y estudiantes formado por Iago (Arón Piper), Nerea (la también novata Isabel Garrido) y Roi, su personaje.

Las jóvenes incorporaciones aseguran que el mayor reto fue entender el lenguaje audiovisual (“La primera vez que grabamos, miré a cámara dos veces y me sonó el móvil en medio de una escena”, cuenta Ruiz); para los veteranos, sin embargo, el desafío pasó por llevar a la pantalla a unos personajes “extremos y complejos”, apunta Tamar Novas.

Los misterios de Novariz

Dobles caras, secretos y apariencias que engañan son ideas que se repiten mientras entrevistamos a los protagonistas. “Estamos rodando en lugares increíbles que contribuyen a la historia que contamos. Esa luz gallega, la niebla, los claroscuros que refuerzan el thriller, el engaño”, explica Enríquez. Y entre esos paisajes grises y sus misteriosos habitantes, destaca Iago, “al que le pasan las cosas más tremendas”, promete Montero.

“Iago es herida y puñal. Ha sufrido mucho y reacciona con agresividad”, afirma Piper: “Tiene mucho en común con Ander [el papel que lo ha catapultado a la fama mundial en Élite], también le da muchas vueltas a la cabeza, pero a Iago le da igual pasar por encima de la gente”.

Ni estas intensas actuaciones ni la incesante lluvia han evitado que El desorden que dejas se convierta en un proyecto especial para el equipo. Tamar Novas es quien mejor define la experiencia: “Cada vez se me hace más difícil no creer en las meigas. Mi primera película se rodó en el interior, en Allariz, y esto se llama Novariz... Qué suerte haber caído aquí”.

Entrevista a Bárbara Lennie

Bárbara Lennie como Viruca
Bárbara Lennie como Viruca

¿Cómo es la Viruca que vamos a conocer en la serie? 

Respecto al libro, cobra relevancia, conocemos más de ella. Lo que más me atrajo del personaje fue que suponía un reto, me enfrentaba a una mujer que no piensa bien, que se equivoca mucho, con mucha pasión. Es poco reflexiva y tiene demasiada fe en que todo va a salir bien cuando, en realidad, el abismo se le viene encima.

También es una profesora que deja huella en sus alumnos. 

La docencia siempre me ha interesado y me ha encantado poder trabajar en un instituto, con adolescentes, intuir lo que puede generar una docente tan particular como es Viruca en los demás.

¿Qué tiene esta serie de especial? 

Tiene mucha pulsión. Es una historia de impulsos, de sudor, de fluidos en general. Hay pasiones y barro. Su trama no te deja indiferente, te moviliza.

¿Cómo ha sido rodar en Galicia? 

Ya lo había pasado muy bien haciendo María (y los demás) y había pensado: “Qué gusto colaborar con equipos gallegos”. Tienen una forma de enfrentarse al día a día del rodaje que es diferente a cuando trabajas en Madrid o en Barcelona. Hay otra tranquilidad que no tiene que ver con la falta de profesionalidad sino con una identidad. He disfrutado muchísimo con El desorden… pese a que nos han tocado meses de lluvia intensa, nieve, granizo... La serie también se impregna de eso, lo atmosférico es fundamental en la historia. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento