Logo del sitio

'Juego de tronos': Hannah Waddingham se llevó a casa uno de los objetos más icónicos de la serie

La actriz dio vida a la Septa Unella en el fenómeno de HBO.
Hannah Waddingham y Lena Headey
Hannah Waddingham y Lena Headey
Cinemanía

Hannah Waddingham está viviendo un momento muy dulce en lo profesional gracias a su papel de Rebecca, la presidenta del club de fútbol en torno al que gira Ted Lasso. Hace unas semanas, sin ir más lejos, la británica se alzaba con el premio Emmy a mejor actriz de reparto en comedia gracias a este personaje.

Sin embargo, no es la primera vez que Waddingham se enfrenta a un fenómeno televisivo internacional. No en vano la intérprete participó en Juego de tronos, el éxito televisivo global por excelencia, como la temible Septa Unella, villana de las temporadas 5 y 6 de la ficción. Sí, la del grito de "Shame!" ("¡Arrepiéntete!"). Es más, en agosto, Waddingham se reunía con Lena Headey, la inolvidable Cersei Lannister, para recordar viejos momentos de rodaje.

Pues bien, la londinense ha reconocido ahora, durante una entrevista para el programa de Kelly Clarkson (vía EW), que se llevó uno de los objetos más valiosos de la serie cuando terminó de rodar. Nos referimos a la campanilla de la vergüenza, esa con la que su personaje humillaba a una Cersei desnuda por Desembarco del Rey. Mientras la protagonista sufría el 'camino de la vergüenza', la Septa Unella la seguía moviendo una campanilla y gritando "Shame!" ("¡Arrepiéntete!"). 

"Ese es el momento en el que sabes que tu personaje está realmente muerto, cuanto te dan el objeto heroico. 'Y muchas gracias y adiós", ha explicado entre risas la actriz sobre el momento en el que le dieron la campanilla para que la conservara: "Siento que he tenido mucha suerte de que estas grandes series hayan sido en plan: 'Ven y haz esto". 

Venganzas de Poniente

Como los fans de Juego de tronos bien recordarán, en el último episodio de la sexta temporada, Cersei conseguía hacerse de nuevo con el poder y se cobraba su venganza con la mujer que la había avergonzado con una tortura basada en el "botellón".

Durante el encuentro entre Waddingham y Lena Headey, ambas se referían a este momento. "La gente siempre se sorprende de que eso haya sucedido en la realidad y no hubiera nada de CGI. Una cosa que he dicho muchas veces es que las dos nos sentíamos bastante incómodas, pero como con todas estas cosas, sabes que no te van a matar, así que sigues adelante y lo haces", comentaba la actriz de Ted Lasso. 

Así, aquel final, con la Septa Unella siendo ahogada en vino minutos antes de que La Montaña (Hafþór Júlíus Björnsson) se encargara de hacer el resto, fue traumático para todos, especialmente para ambas intérpretes. Qué menos que regalar a Waddingham la famosa campanilla que la encumbró en TV.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento