'La casa del dragón' temporada 2, episodio 4: volvemos a la batalla con la primera gran danza de dragones

Los que lamentaron que no nos mostrasen las peleas de Molino Quemado la semana pasada comprenderán ahora por qué el presupuesto debía guardarse para la lucha en Reposo del Grajo.
Meraxes en 'La casa del dragón', temporada 2, episodio 4
Meleys en 'La casa del dragón', temporada 2, episodio 4
Cinemanía
Meraxes en 'La casa del dragón', temporada 2, episodio 4

[ESTE ARTÍCULO CONTIENE SPOILERS DE LA CASA DEL DRAGÓN, 2x04]

Aquellos que la semana pasada se quejaban de los diálogos aburridos e incesantes y la poca acción y sangre del episodio 3 de la segunda temporada de La casa del dragón estarán contentos: esto ya se parece más a la Danza de dragones que nos prometieron. 

Alan Taylor, quien dirigió los episodios 9 y 10 de la primera temporada de Juego de tronos (con la muerte de Ned Stark y todo eso), vuelve a cargar con la responsabilidad de mostrar el fin de uno de los personajes más decentes y queridos de esta nueva entrega aunque, esta vez, no nos ha pillado por sorpresa (al fin y al cabo, no nos vimos 8 temporadas de GoT para sorprendernos ahora con una muerte en batalla).

Tras el intento de paz fallido con el que finalizó el episodio 3, Negros y Verdes se preparan para una guerra que Aegon (Tom Glynn-Carney) empezó hace tiempo y a la que, ahora, Rhaenyra (Emma D'Arcy) se une sin remordimiento.

Daemon, Alys Ríos y la historia de Harrenhal

Daemon (Matt Smith) y Alys Ríos (Gayle Rankin) en 'La casa del dragón', temporada 2, episodio 4
Daemon (Matt Smith) y Alys Ríos (Gayle Rankin) en 'La casa del dragón', temporada 2, episodio 4
Cinemanía

Mientras ambos bandos preparan sus estrategias, Daemon (Matt Smith) continúa enfrentándose a sus pesadillas en Harrenhal. Tras autoproclamarse alteza ante Sir Simon Strong, al príncipe consorte le reconcomen sus propios actos, a los que se ve obligado a hacer frente en forma de visiones personalizadas en la figura de la joven Rhaenyra (Milly Alcock).

Si en el episodio anterior esta le recriminaba tener que estar "deshaciendo sus entuertos", aquí, sentada en el Trono de Hierro y con la corona en la cabeza, le echa en cara que "tú me creaste, pero ahora te empeñas en destruirme, y todo porque tu hermano me quería más a mí que a ti". Desesperado por hacerla callar, Daemon la decapita, pero ella continúa provocándole afirmándole que esto es lo que siempre ha querido hacer.

Daemon (Matt Smith) en 'La casa del dragón', temporada 2, episodio 4
Daemon (Matt Smith) en 'La casa del dragón', temporada 2, episodio 4
Cinemanía

Después de pasar noches sin dormir, Daemon se encuentra con Alys Ríos (Gayle Rankin), quien en el episodio anterior le profetizaba que moriría junto al arciano. Esta vez, y presentada como la maestre del castillo, le cuenta la historia de Harrenhal y cómo este está maldito debido a que Harren el Negro taló los arcianos que crecían en sus tierras. 

Dice la leyenda que dichos árboles contenían las almas de quienes vivieron antes que él y que todavía se las oye susurrar. El personaje de Smith no quiere creerla, pero cuando ella le dice que la cama en la que duerme está hecha de la madera de esos árboles, acepta la bebida que Ríos le da para ayudarle a dormir.

Aturdido por el brevaje, aparece en la reunión que había concertado con Blackwood después de constatar que, debido a su débil estado de salud, el señor de las Tierras de los Ríos, Grover Tully, había enviado a su nieto y heredero Oscar Tully a negociar con él. Sin embargo, el honor de este hacia su abuelo, a quien afirma que no matará aunque Daemon se lo pida para conseguir su ejército, le hace inclinarse por buscar aliados en aquellos que lucharon por Rhaenyra en la batalla del Molino Quemado.

En dicha reunión, en la que Daemon continúa teniendo visiones, Sir Willem Blackwood le asegura que cuando él y su dragón ajusticien a los Bracken, el ejército de su casa será suyo.

El plan de Aemond y Sir Criston Cole, 'Hacedor de reyes'

Aemond (Ewan Mitchell) en 'La casa del dragón', temporada 2, episodio 4
Aemond (Ewan Mitchell) en 'La casa del dragón', temporada 2, episodio 4
Cinemanía

Mientras tanto, los Verdes van ganando territorio y no gracias a Aegon, precisamente. En el consejo de los Hightower, Aemond (Ewan Mitchell) coje el mando de la situación pasándole por encima a su hermano y armando un plan junto a Sir Criston Cole (Fabien Frankel) mientras que, en Rocadragón, los consejeros de Rhaenyra denuncian su desaparición después de que esta fuese a Desembarco del Rey a hablar con Alicent (Olivia Cooke) e intentan urdir estrategias bajo aires de desaprobación.

Así las cosas en el tablero de los Siete Reinos: mientras Daemon parece no conseguir nada en Harrenhal y Rhaenyra continúa desaparecida, Baela (Bethany Antonia) sigue a lomos de su dragón para dar con el paradero del ejército de Sir Criston Cole quien, tras ganarse el título de "Hacedor de reyes" después de decapitar a todos aquellos que no quieren unirse a Aegon, decide hacer un cambio de rumbo y dirigirse a Reposo del Grajo, la débil fortaleza de Lord Stanton, consejero de Rhaenyra.

Con la intención de dejar a Rocadragón aislada por tierra y obligar a los Negros a atacar, Aemond y el caballero de Alicent pretenden tomar el castillo y conseguir hacer salir de su escondite a los dragones de la heredera al Trono de Hierro para atacarlos con Vhagar. No obstante, el plan no sale del todo como esperaban.

Aegon Targaryen y Jacaerys Velaryon: herederos contrarios

Jacaerys Velaryon (Harry Collet) en 'La casa del dragón', temporada 2, episodio 4
Jacaerys Velaryon (Harry Collet) en 'La casa del dragón', temporada 2, episodio 4
Cinemanía

Antes de la gran batalla, dos escenas paralelas nos muestran el posible futuro de ambas casas con dos conversaciones entre madre e hijo. En Desembarco del Rey, vemos a Alicent tomarse té de luna (aquí te explicamos lo que significa) antes de confirmar que ya no hay marcha atrás pues, por mucho que ella se equivocase al interpretar las últimas palabras de Viserys (las cuales está intentando encontrar en sus viejos libros), "sus intenciones poco importan, murieron con él".

Sin embargo, ello no quiere decir que no sepa de la inutilidad de su hijo. Cuando este acude a ella para quejarse sobre cómo el consejo y su propio hermano no le hacen caso, ella le recrimina que llevar la corona no le hace sabio y que esperaba que, una vez en el trono, se dejase aconsejar por ella, su abuelo y ex mano del rey Otto Hightower y el resto de consejeros que se ganaron ese lugar en la mesa y le pide que, simplemente, se deje llevar por ellos y no haga nada.

Alicent (Olivia Cooke) en 'La casa del dragón', episodio 4, temporada 2
Alicent (Olivia Cooke) en 'La casa del dragón', temporada 2, episodio 4
Cinemanía

Paralelamente, en Rocadragón, Rhaenyra aparece ante su consejo y vuelve a afirmar que no deben confundir su prudencia con debilidad y, tras confirmar que la paz no es una opción y conocer el plan de los Verdes, decide enviar a Rhaenys (Eve Best) a atacar al ejército de Sir Criston Cole en Reposo del Grajo. Cuando Jacaerys (Harry Collet) se queja de que no le envíe a él, ella le confiesa el secreto que ha pasado de generación en generación Targaryen: el sueño de Aegon el Conquistador, la canción de Hielo y Fuego.

Al contrario que Alicent, Rhaenyra le confía a su hijo la profecía de que el Targaryen que se siente en el Trono de Hierro está destinado a ser un protector con la misión de gobernar los Siete Reinos y unirlos contra un enemigo común. Viserys creía que Rhaenyra sería esa protectora pero que, para conseguir su objetivo, mucho mayor al de lograr coronarse reina, debería enviar a los dragones a la guerra.

El dragón rojo y el dorado: "Volvemos a la batalla, vieja"

Rhaenys (Eve Best) en 'La casa del dragón', temporada 2, episodio 4
Rhaenys (Eve Best) en 'La casa del dragón', temporada 2, episodio 4
Cinemanía

Con Rhaenyra decidida a iniciar una guerra, el único desenlace posible era la primera gran danza de dragones. Después de avanzar al anochecer durante semanas, Sir Criston Cole decide atacar Reposo del Grajo de día. El cambio de parecer de la mano del rey no es un acto de locura: tal y como habían planeado, al ser atacada, Rhaenyra decide enviar a uno de sus dragones a la batalla, donde Aemond espera escondido montado en Vhagar para acabar con el bando negro.

No obstante, todo se tuerce cuando Aegon, movido por su orgullo y provocado por las palabras de su madre, aparece a lomos de Fuego Solar para unirse a la batalla, lo que desemboca en una pelea aérea que da nombre al episodio (titulado El dragón rojo y el dorado) entre Meleys, el dragón de Rhaenys, y la pequeña bestia del hijo de Alicent. 

Pero, cuando parece que el falso heredero no tiene opción de ganar, Aemond sale de su escondite y ordena a Vhagar lanzar fuego contra ambos, algo que pilla desprevenido a su hermano, quien es liberado de las garras de Meleys y cae a lomos de su dragón mientras Aemond y Rhaenys siguen peleando en el aire.

Aemond (Ewan Mitchell) en 'La casa del dragón', temporada 2, episodio 4
Aemond (Ewan Mitchell) en 'La casa del dragón', temporada 2, episodio 4
Cinemanía

En un acto de honor, cuando Rhaenys tiene la oportunidad de escapar, decide volver a la batalla, donde Meleys acaba siendo atacada por sorpresa por Vhagar y muriendo bajo la mirada de la princesa quien, tras verle cerrar los ojos a su dragona, acepta su destino y se deja caer al vacío.

En la última escena, vemos a Sir Criston Cole correr en busca de su rey, a quien encuentra tirado en el suelo junto a su dragón. Pero, si algo hemos aprendido de George R. R. Martin es que en los Siete Reinos no hay lugar para los buenos, mientras que los inútiles parecen no morir nunca.

'La casa del dragón' temporada 2, episodio 5: los dragones están a salvo (por ahora) y eso es lo que importa

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento