'Caballero Luna' 1x04: El arco más desquiciante de los cómics ya está aquí

Faraones, asesinatos e hipopótamos parlantes: no te vas a creer todo lo que pasa en este episodio. 
'Caballero Luna'
'Caballero Luna'
Cinemanía

[ESTE ARTÍCULO CONTIENE SPOILERS DE CABALLERO LUNA 1x04]

Tras dos episodios introductorios en los que Caballero Luna nos adentraba en la confusa mente de Steven Grant y Marc Spector (Oscar Isaac), entre personalidad múltiple y dioses egipcios despóticos, su tercer capítulo pisaba el acelerador trasladándonos a Egipto, donde Spector, con ayuda de Layla (May Calamawy), localizaba a la diosa Ammit. 

Recordemos que Arthur Harrow (Ethan Hawke) se disponía a revivir a esta diosa para así castigar a todos los pecadores del mundo antes incluso de que hubieran obrado mal. En su afán por parar los pies al villano, Khonshu había desobedecido al resto de dioses y había terminado encerrado en piedra como castigo, dejando desprotegido a su avatar. 

'Caballero Luna'
'Caballero Luna'
Cinemanía

El cuarto episodio arranca abrazando la aventura egipcia aún más que su predecesor: Steven y Layla se adentran en la excavación que esconde el ushebti o estatuilla de Ammit, no sin antes compartir confesiones, un beso robado (con puñetazo de Marc a sí mismo) y un patoso rápel por parte de Grant. 

Una vez dentro, Steven descubre que la estructura laberíntica del espacio es un símbolo, el ojo de Horus u ojo de la mente, y que el último avatar de Ammit fue nada más y nada menos que un faraón. Así, la serie avanza introduciéndonos un poco más en la mitología egipcia a través de un Steven fascinado y torpe a partes iguales, y una Layla como heroína absoluta, combinación perfecta de mente prodigiosa, astucia y destreza física. 

Rey de Macedonia y faraón de Egipto

Tratando de dar con la estatua que encierra a Ammit, los protagonistas se topan con unos jeroglíficos sobre las que corre sangre y lo que parecen trozos de carne humana. Pronto los sorprende una criatura azul con su nueva presa, a la que destripa con una especie de arpón. 

Mientras Steven se cuela por un pasadizo secreto que lleva a la tumba del avatar de Ammit, Layla vive su propia La momia, tratando de atravesar un socavón pegándose a una pared cuyo suelo se derrumba a su paso. Y, para colmo, vuelve a ser atacada por esa criatura azul, que la atrapa y forcejea con ella hasta que la joven le atiza con una bengala y lo lanza al vacío. 

'Caballero Luna'
'Caballero Luna'
Cinemanía

Fuera de peligro, Layla se reencuentra con Harrow, que le desvela que Marc estaba entre los mercenarios que mataron a su padre, el arqueólogo Abdullah El-Faouly, en una excavación hace años.

No muy lejos de allí, Steven da con la tumba del faraón que sirvió como avatar a Ammit y que ahora protege su ushebti: se trata de la tumba perdida de Alejandro Magno, rey macedonio que insistía en que se lo considerara egipcio. Grant profana su tumba, destroza lo que queda de mandíbula y da con la estatuilla de la diosa en su esófago. 

Padres, hijos y psiquiátricos 

Layla aparece en la estancia y Steven cede el control del cuerpo a Marc para que este pueda dar explicaciones. El mercenario reconoce que estuvo presente durante el asesinato del padre de su expareja, pero asegura que no fue él quien apretó el gatillo, sino su socio, al que le pudo la avaricia. Cuenta que también le disparó a él y que tendría que haber muerto, pero no lo hizo, dando a entender que esa es la deuda que lo ata a Khonshu. 

En ese momento, aparece Harrow con sus hombres. A Layla le da tiempo de esconderse, pero Marc queda expuesto y se enfrenta a sus adversarios con un hacha enterrada junto a Alejandro Magno. Sin embargo, el villano le dispara dos veces y el protagonista cae al suelo. 

'Caballero Luna'
'Caballero Luna'
Cinemanía

A continuación, cambiamos de formato y vemos a un niño y un explorador tras la pista de un dios lunar azteca. El explorador no es otro que Steven Grant. Pronto descubrimos que se trata de una película que se está proyectando en un centro psiquíatrico de paredes blancas y pacientes que juegan al bingo. Vemos a Marc, confuso en una silla de ruedas, sedado. 

También vemos a Layla, una de las pacientes; y a Harrow, el director del manicomio. En su despacho, guarda varias piezas de dioses egipcios y un cuadro que recuerda a ese pueblo en el que lo vimos en el primer capítulo. Este le muestra a Marc la película que estaban proyectando, su favorita, Tomb Buster. ¿Es Marc en realidad un hombre con problemas mentales ingresado en un psiquiátrico o se trata de una artimaña de Harrow?

¿Qué demonios está pasando?

El protagonista recuerda entonces el disparo de Harrow y huye de su despacho, perseguido por unos guardias. En su carrera por un pasadizo cuyas lámparas bailan, se esconde en una habitación en la que hay un sarcófago con alguien que grita en su interior. Se trata de Steven. Ambos empiezan a correr por los pasillos del lugar mientras la siempre virtuosa y dinámica cámara de Mohamed Diab los sigue.

Es entonces cuando una puerta se abre y aparece una diosa hipopótama, interpretada por Antonia Salib, que saluda amigablemente con un "Hola". Los protagonistas, sin embargo, empiezan a gritar aterrados. Se trata de Taweret, diosa de la fertilidad en la mitología egipcia y que nunca se ha dejado ver en los cómics. Sin embargo, su presencia, así como la aparición de Steven, podrían confirmar que ese asilo tiene mucho de truco y poco de real. 

'Caballero Luna'
'Caballero Luna'
Cinemanía

Al igual que el tercer episodio, el cuarto es un disfrute absoluto, una aventura por Egipto que desemboca en uno de los arcos más celebrados y esquizofrénicos de los cómics de Caballero Luna: la serie de Jeff Lemire y Greg Smallwood publicada en 2016, con referencias a Alguien voló sobre el nido del cuco y 12 monos. Sesiones de terapia, héroes pisquiatrizados y crisis de identidad que van como anillo al dedo a este protagonista. Cabe destacar que, en las viñetas, el asilo es falso, una estratagema creada por Ammit para hacer creer a Marc que no es un héroe. 

A falta de dos episodios para el final de la serie, es difícil vaticinar el avance de una trama impredecible, confusa en el mejor sentido de la palabra, que no para de saltar de un escenario a otro. ¿Ha sido todo una ilusión o es ese psiquiátrico una trampa creada por Harrow y Ammit? ¿Ayudará Taweret al protagonista a salir de esta o es otra adversaria? Además, otro sarcófago del psiquiátrico parece esconder una tercera personalidad del protagonista, más violenta, que ya se intuía en el capítulo 3. Jake Lockley, ¿eres tú?

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento