'Caballero Luna' 1x01: Oscar Isaac se desquicia en la Marvel menos Marvel

El actor abraza la comedia física, la acción desbordante y la mitología egipcia en el MCU. 
'Caballero Luna'
'Caballero Luna'
Cinemanía

[ESTE ARTÍCULO CONTIENE SPOILERS DE CABALLERO LUNA]

"El idiota ha vuelto", dice una voz gutural hacia la mitad del primer episodio de Caballero Luna. Ese 'idiota' no es otro que Steven Grant, la personalidad principal de Oscar Isaac en la nueva ficción del prolífico MCU. Decimos personalidad principal porque el protagonista de esta apuesta sufre trastorno de identidad disociativo y comparte cuerpo con el mercenario Marc Spector. 

Tráiler de 'Caballero Luna'.

La apuesta más enigmática del MCU, con un personaje casi desconocido también entre los amantes de los cómics, arranca poniendo las cartas sobre la mesa: esta es una guerra entre dioses egipcios en la que Ethan Hawke, con una inquietante balanza tatuada en el antebrazo, trata de revivir a la diosa Ammit con un escarabajo mientras Spector se ve forzado a servir a Khonshu, el dios de la luna y ese ser aterrador que insulta a Grant llamándolo idiota. 

Afortunadamente, el primer capítulo casi no ahonda en estas deidades y prefiere con acierto explorar las penurias más humanas a través de un protagonista al que es imposible no compadecer. En Londres, conocemos a Grant, un dulce y algo atolondrado friki de la mitología egipcia que trabaja en la tienda de un museo, vive con un pez de una sola aleta y cree tener una enfermedad del sueño. 

Isaac hace de Grant el adorable bufón de esta historia, el protagonista inocente a través del que el espectador experimenta la confusión y la desesperación de una personalidad múltiple (lo acompañamos cuando pierde el conocimiento en un lugar y despierta en otra parte del mundo, con Mohamed Diab haciendo virguerías tras la cámara), a la vez que proporciona el toque más humorística a la trama. A partir de ahí, todo deviene en caos, comedia tontorrona y desorientación. 

¿Quién eres hoy, Steven?

El primer episodio de Caballero Luna, El problema del pececito, es, ante todo, una inmersión en el complicado día a día de Steven Grant. Ojeroso, lo acompañamos mientras se desata de la cama, da de comer a su pez, llama a su madre, se duerme encima de un pasajero en el bus, cuenta sus problemas a una estatua viviente o es víctima del mal humor de su jefa en el museo; es decir, recibimos junto a él la hostilidad de un mundo al que, pese a todo, nuestro protagonista trata con amabilidad.

'Caballero Luna'
'Caballero Luna'
Cinemanía

Isaac consigue transmitir ternura y despertar compasión en el espectador a través de un héroe improbable, aterrado de sí mismo por lo que pueda hacer de noche, a quien su personalidad múltiple no para de complicar la vida.

Si en algo acierta la ficción es en hacernos partícipes de la situación del protagonista, haciendo que sintamos su desconcierto cuando pone cinta aislante en su puerta principal y se ata a la cama para segundo después de cerrar los ojos despertar en un pueblo entre montañas. Allí, se refieren a él como Marc y lo acusan de tener un escarabajo en sus manos. Encima, un ser con capa y máscara (¿os acordáis de Khonshu?) le exige que ceda el dominio de su cuerpo a Marc.

Y para alborotarlo todo un poco más, su némesis es Harrow (Hawke), líder de un culto que condena a muerte a los futuros pecadores y ansía ese escarabajo que, para sorpresa de Steven, está en su poder. Steven intenta dárselo, pero su cuerpo no obedece. La comedia física se duplica en esta primera interacción entre Grant y Harrow, donde entendemos la dinámica entre el protagonista y ese Marc Spector que lo domina (o lo desquicia desde el cristal más próximo). 

Huida con sabor a muffin

La mejor escena del primer capítulo, mezcla perfecta de acción rodada con mimo y originalidad y humor bien entendido, tiene lugar cuando Steven, desesperado, huye de Harrow y sus hombres en una furgoneta de venta de muffins por las serpenteantes carreteras de un paisaje montañoso. 

'Caballero Luna'
'Caballero Luna'
Cinemanía

Suena Wake me up before you go-go, de Wham!, mientras Steven no para de perder el conocimiento y volver en sí en su huida. Al recuperar el control sobre su cuerpo, va viendo los destrozos causados por Marc: muertos en la parte de atrás, explosiones, un arma en su mano... El director opta inteligentemente por no mostrarnos a Marc para que podamos sentir la desesperación de Steven, jugando con el dinamismo en plano secuencia. 

Normal que el bueno de Grant crea que se ha tratado de un sueño cuando despierta en su cama en Londres, aunque pronto se da cuenta de que han pasado días, ha faltado a su cita y le han cambiado el pez. También cree ver a Harrow en Londres y sus sospechas se confirman cuando se topa con él en el museo donde trabaja. En su afán por conseguir el escarabajo, este le lanza a un perro infernal que lo persigue por las estancias hasta los baños. Allí decide conscientemente ceder el control a Marc, que se transforma en Caballero Luna. 

El magnetismo de Oscar Isaac

Caballero Luna centra su piloto en Steven Grant, un pobre desgraciado incapaz de encajar en la sociedad por algún tipo de trastorno que desconoce. Lejos de explicar lo que pasa en pantalla, la serie decide jugar con el espectador y meterlo de lleno en la vida del personaje, haciendo que se sienta tan perdido, solo e indefenso como él. 

'Caballero Luna'
'Caballero Luna'
Cinemanía

Ese es precisamente el gran acierto de la ficción marvelita en su arranque, confiar en que el público se deje llevar por un Oscar Isaac apoteósico, entregado a la comedia física, al acento británico y a dos personajes totalmente diferentes y extremos. Hay humor tontorrón, hay acción desbordante, hay cuidado y ganas de innovar tras la cámara y amor por el protagonista en el guion. 

A falta de ahondar más en la mitología egipcia, así como en Marc Spector o Khonshu, por lo pronto Caballero Luna resulta inquietante y atractiva a partes iguales, con potencial para llevarnos a otro tipo de mundo superheroico, desligado del MCU (no hay referencias al universo vengador). El villano de Hawke es quizás el personaje que menos luce en este primer episodio, aunque confiamos en que pronto pegue el acelerón como siervo fiel de Ammit. Estos dioses no se andan con chiquitas, y Marvel tampoco. 

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento