Así nació 'El cuerpo', el mejor episodio de 'Buffy, cazavampiros'

La muerte de la madre de Buffy es uno de los episodios más demoledores y mejor ejecutados de la TV. Joss Whedon desvela la experiencia personal que lo inspiró.
Así nació 'El cuerpo', el mejor episodio de 'Buffy, cazavampiros'
Así nació 'El cuerpo', el mejor episodio de 'Buffy, cazavampiros'

El cuerpo. Episodio 16, quinta temporada de Buffy, cazavampiros. La muerte más natural posibles para una serie que se enfrentaba a ella siempre desde lo sobrenatural, con la cazadora de Sarah Michelle Gellar impotente ante el cuerpo frío e inerte de su madre Joyce (Kristine Sutherland).

En apenas dos minutos y medio de plano secuencia, acompañamos a Buffy mientras corre desesperada junto a su madre, tendida en el sofá, y empieza a agitarla mientras grita: "Mamá, mamá, mamá, mamá, ¡mamá!". Acto seguido, la seguimos a la cocina a por el teléfono. Marca el número de emergencias. "Mi madre, no respira", dice de forma entrecortada, antes de darles su dirección para que envíen una ambulancia.

"¿Estás sola en casa?", preguntan al otro lado de la línea. "Sí", responde la protagonista. "Acabo de llegar a casa, ¿qué debo hacer?", pregunta angustiada. "¿Sabes hacer la reanimación?". "No, no me acuerdo", contesta desconsolada, sin poder contener un sollozo. Sigue las instrucciones de esa voz al otro lado del teléfono que intenta calmarla, pero, al practicar la reanimación a su madre, rompe algo. "He roto algo", dice recuperando el aparato. "¿Respira?", pregunta la voz. "No. Está fría".

Buffy, cazavampiros tiene muchos episodios memorables, como el mudo Silencio o el musical Otra vez, con más sentimiento. Tampoco podemos olvidar ese inicio de temporada cinco con la aparición sorpresa de Dawn (Michelle Trachtenberg). Sin embargo, El cuerpo sobrepasa todas las fibras emocionales del espectador, que sufre con la impotencia de Buffy, más mortal y humana que nunca, en parte gracias a la brillante interpretación de Sarah Michelle Gellar. Un episodio dedicado al duelo y a la pérdida tan maravilloso como difícil de mirar.

Ahora su creador, Joss Whedon, se ha referido a la experiencia personal e íntima que inspiró uno de los mejores capítulos de TV. En una entrevista concedida a Metro, el guionista y director ha asegurado que "simplemente quería contar una historia sobre el duelo, en particular sobre sus excentricidades. No quería dar lecciones, no buscaba ninguna catarsis". Pese a ello, reconoce, el impacto del episodio terminó por sobrepasar todas las expectativas (e intenciones): "Mucha gente fue capaz de lidiar con su propio duelo porque lo vieron y yo estaba totalmente sorprendido".

Al fin y al cabo, todo fan de la ficción sabe que es imposible que El cuerpo no te remueva. "No te da nada", recuerda el creador: "La muerte es algo contra lo que Buffy no puede luchar, pero también la vuelve insignificante. Le quita su identidad". El capítulo es muy personal para Whedon: "Mi madre murió cuando yo tenía 27 años en un accidente de coche. Pero no había pensado realmente en explorar esa experiencia hasta la tercera temporada. Este es el momento en el que Buffy dice: 'No lo sé'. No ha lidiado con nada así hasta ahora. Es un gran dolor creado desde una situación muy personal".

El creador también se ha referido a la magnífica interpretación de Gellar, que conocía al personaje mejor que nadie. "Sabía que Sarah podía hacerlo. Cuando llevas trabajando con un elenco tanto tiempo, conoces sus habilidades. Cuando lo veo, sigue siendo precioso y mi corazón sigue rompiéndose".

Sin duda, los primeros minutos de son los más demoledores, esos en los que la protagonista descubre el cuerpo inerte de su madre. "No solo es una escena para llorar. No le pusimos música porque ella tenía que experimentarlo", asegura: "El día que rodamos esa escena, fue una sola toma que duró mucho. Sarah, el cámara y todo el mundo allí dio el máximo".

El prescindir de música en ese preciso instante también respondía a la búsqueda del sinsentido que es la muerte. "La música te dice dónde ir. Pero aquí no sabemos a dónde nos dirigimos, o qué pensar. El duelo es una tirita que quitas y, una vez la has quitado, la has quitado".

Para Whedon, que después de Buffy daría el salto a la gran pantalla al frente de títulos como la celebrada Los vengadores, su no tan aplaudida secuela, Vengadores: La era de Ultrón o su criticado acabado de Liga de la Justicia, asegura que "El cuerpo es probablemente lo mejor que he hecho y lo mejor que haré. Y me parece bien. Hay peores epitafios".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento