Logo del sitio

Bryce Dallas Howard dirige el mejor episodio de 'El libro de Boba Fett': ¿o es otra serie de 'Star Wars' distinta?

Esta semana sí tienes que ver 'El libro de Boba Fett': seguro que te recuerda a todo lo que te gusta de 'The Mandalorian'.
Bryce Dallas Howard
Bryce Dallas Howard
Cinemanía

[Este artículo contiene SPOILERS de 'EL LIBRO DE BOBA FETT' 1x05]

Cuando Bryce Dallas Howard dirige un episodio en una serie de Star Wars, hay que prestar atención. Ocurrió en cada uno de los que firma en las temporadas de The Mandalorian –en el cuarto de la primera temporada presentó al personaje de Cara Dune (Gina Carano) y en el tercero de la segunda a Bo-Katan Kryze (Katee Sackhoff)–, así que cuando supimos que Jon Favreau también le había confiado la dirección de uno en El libro de Boba Fett lo marcamos en rojo en el calendario.

El episodio en cuestión ha sido el quinto, titulado Return of the Mandalorian, lo que dejaría poco lugar a la sorpresa si no fuera porque, una vez más, la directora y Favreau como guionista se las han apañado para subvertir las expectativas.

Parecía más o menos seguro que en el episodio de esta semana veríamos de nuevo a Din Djarin, el cazarrecompensas mandaloriano interpretado por Pedro Pascal bajo el casco, pero lo que no esperábamos es que este episodio de El libro de Boba Fett en realidad fuera a ser un episodio encubierto de The Mandalorian.

¿'El libro de Boba Fett' o 'The Mandalorian'?

Porque, a todos los efectos, esto es un episodio de The Mandalorian. O un episodio de El libro de Boba Fett protagonizado en todo momento por Mando, sin que aparezca siquiera Boba Fett en pantalla; un respirito para Temuera Morrison. 

Fennec Shand (Ming-Na Wen) es la única representante de la serie en la que supuestamente estamos que aparece. Llega al final para reclutar la ayuda de Mando de cara a la batalla final que seguramente ocupará la mayor parte de los dos episodios que quedan para clausurar El libro de Boba Fett.

¿Qué es lo que queda entonces? Pues un bonito (y cargado de nostalgia, que es la mayor fuente de energía del universo Star Wars desde su gestación en la cabeza de George Lucas) episodio de The Mandalorian donde podemos reencontrarnos con el cazarrecompensas después del legendario episodio final de la segunda temporada, en el que se separó de Grogu (Baby Yoda para los amigos) tras dejarlo bajo la custodia de Luke Skywalker.

Mando está tocadillo por la separación e incluso una servilleta arrugada le recuerda al pequeño. Hay altas probabilidades de que Grogu aparezca en el siguiente episodio de la serie, ya que el mandaloriano tiene el propósito de hacerle una visita ahora que, con la colaboración de Peli Motto (Amy Sedaris), dispone de una nave en condiciones.

Más allá del subidón de interés que experimenta la serie al dejar de lado las peripecias prejubilación de Boba Fett, o lo reconfortantes que son las recuperaciones de la melodía madaloriana de Ludwig Göransson en la banda sonora del episodio, merece la pena destacar cómo Bryce Dallas Howard vuelve a insuflar vida al universo Star Wars sencillamente demostrando atención a detalles de ambientación, a recordar que estamos en una galaxia llena de criaturas extrañas y androides con comportamientos y debilidades humanas.

Y, lo más básico de todo, a demostrar que hasta los ojos vacíos de un niño alienígena pueden albergar fascinación y asombro. Pero si a quien tienen delante es a Mando, claro; con Boba Fett no habría funcionado igual.   

¿Quieres recibir todos los viernes en tu correo las mejores recomendaciones de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento