Logo del sitio

Alec Baldwin quería ser el hombre que mató a Tony Soprano

El actor se ofreció personalmente para liquidar (en la ficción) a su amigo James Gandolfini, el capo más famoso de las series.
Alec Baldwin y James Gandolfini.
Alec Baldwin y James Gandolfini.
Cinemanía

Con el tiempo, todo acaba por salir a la luz: incluso las intimidades de la Cosa Nostra. Sin ir más lejos, aunque sabemos que Alec Baldwin es un señor con el genio vivo, jamás hubiéramos adivinado que él se ofreció voluntario a HBO para liquidar al mismísimo Tony Soprano. 

Durante una entrevista en Talking Sopranos, el podcast sobre la serie que presentan Michael Imperioli y Teddy Schirripa, Baldwin ha reconocido que tenía una idea para cargarse al personaje de James Gandolfini. 

"Llamé a quien fuera, no recuerdo su nombre, y le dije: 'Cuando llegue el momento de cargarse a Jimmy –esto fue temprano, mucho antes del final–, decidles que solo hay un hombre en este negocio capaz de aparecer, darle el pasaporte a Jimmy y salir pitando con Edie [Falco, la intérprete de Carmela Soprano], y ese hombre soy yo".

Por si fuera poco con esta osadía, Baldwin tenía pensada hasta una trama que justificara el asesinato: "Soy el tío que necesita cargarse a Jimmy [Gandolfini] y llevarse a Edie porque estoy locamente enamorado de ella", explica. "Y ellos me dijeron: 'vale, te pondremos en la lista de actores irlandeses que piensan que deberían salir en Los Soprano". 

Este fúnebre asunto, eso sí, tiene truco. Alec Baldwin y James Gandolfini eran buenos amigos desde 1992, cuando trabajaron juntos en un montaje teatral de Un tranvía llamado deseo. La confianza entre ambos era tal que Baldwin recuerda llamadas de Gandolfini a las cuatro de la mañana para hablarle de los tormentos que le suponía su trabajo en la serie. 

De hecho, Baldwin bromea señalando que nunca tuvo un papel en Los Soprano debido a un encuentro algo accidentado con David Chase, showrunner de la serie, durante un caluroso verano en Los Ángeles. 

"Entré en el lavabo de este restaurante super chic, me quité la americana y la camisa, porque estaba chorreando de sudor, puse la camisa bajo la secadora, se abre la puerta, y ahí estaba David Chase", explica. "Y me soltó: '¿Alec Baldwin? ¿Qué coño estás haciendo secando tu camisa en el lavabo del restaurante Four Seasons?'. Y creo que, debido a eso, quedé vetado para siempre de la serie". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento