A Lorraine Bracco no le gustó la abrupta salida de su personaje de ‘Los Soprano’

La doctora Melfi era prácticamente una coprotagonista de la aclamada serie de HBO.
Fotograma de 'Los Soprano'
Fotograma de 'Los Soprano'
HBO

La primera escena de Los Soprano encontraba al patriarca de la familia, interpretado por James Gandolfini, entrando en la consulta de una psiquiatra. Comenzaba entonces una relación fascinante entre Tony Soprano y la doctora Jennifer Melfi (Lorraine Bracco), extendida a lo largo de la serie pero finalizada de un modo realmente brusco en el episodio 20 de la sexta temporada. En él Melfi asistía a una cena con sus colegas (entre quienes estaba su propio terapeuta, interpretado por Peter Bogdanovich) y todos ellos la reprendían por estar ayudando a un gángster profesional. De ahí que, en un abrir y cerrar de ojos, Melfi decidiera dejar de tratar a Tony, y su vínculo concluyera ahí mismo.

Desde luego fue impactante para la audiencia, pero acabamos de saber que no del gusto de todos los implicados. La propia Bracco (que antes de Los Soprano había irrumpido en la ficción mafiosa con un papel principal en Uno de los nuestros) fue invitada recientemente al podcast Talking Sopranos, presentado por los actores de la serie Michael Imperioli y Steve Schirripa. Ambos intérpretes están haciendo un repaso exhaustivo de la serie de HBO contando con invitados del equipo, y ahora le ha tocado el turno a Bracco, aprovechando para dar su opinión sobre la salida de su personaje. Y no es una demasiado elogiosa. “Simplemente sentí que David Chase quería que me deshiciera de Tony”.

Chase, como showrunner, ideó este giro de la trama, que Bracco no considera muy lógico con el arco de su personaje. “Me hubiera gustado que tuviera más sentido. Quiero decir, creo que ella se preocupaba por Tony. A pesar de que estuviera roto y nunca se pudiera enderezar… creo que se preocupaba por él. No pasas siete años con alguien y le dejas de lado. Me sentí mal por eso”, insiste. “Fue duro y abrupto”. Es una pega menor, sin embargo, pues Bracco coincide en que Los Soprano sigue siendo una serie excepcional, por la que no pasan los años. “Podemos decir que ha retenido su belleza”.

Puede que la desaparición de Melfi se percibiera como polémica, pero no fue nada comparado con el sorprendente final de la serie, que dejó a los fans elucubrando teorías durante los años siguientes. Bracco también tiene una opinión al respecto: “Una parte de mí dice ‘vaya, fue una genialidad de David Chase que 25 años después sigamos hablando de esto y confundiéndonos’, y la otra parte me dice ‘vale, es David diciendo ‘que os den, buenas noches, me voy de aquí’. Quiero decir, no lo sé. Había millones de formas de hacerlo, pero lo genial es que aún seguimos hablando de ello. Así que bravo, David”.

Estos días Los Soprano vuelve a estar de moda gracias al estreno de Santos Criminales, precuela escrita por el mismo Chase que ha llegado a los cines y apunta a preceder nuevas películas ambientadas en su universo, gracias a un acuerdo firmado por el guionista con HBO.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento