5 ideas para no fastidiar la serie de 'Constantine'

A los 'fans' del cómic original aún les rechinan los dientes por la película que protagonizó Keanu Reeves. Si siguen estos consejos, los productores de NBC podrían librarse de alguna maldición que otra. Por YAGO GARCÍA
5 ideas para no fastidiar la serie de 'Constantine'
5 ideas para no fastidiar la serie de 'Constantine'

Cuando aún no se ha cumplido un mes del anuncio de Sandman, los aficionados al cómic que desarrollaron su vicio durante los 80 acaban de llevarse otro susto: la cadena NBC ha encargado un episodio piloto de Constantine. La serie, cuyo primer capítulo estará escrito por el ubicuo David S. Goyer, revisitará ese personaje creado por Alan Moore (V de Vendetta, Watchmen) como secundario para La Cosa del pantano, que después tuvo su propia y longeva colección (Hellblazer) y que, en 2005, pasó a la pantalla grande con el poco adecuado rostro de Keanu Reeves y Francis Lawrence (Los juegos del hambre: en llamas) a la dirección.

Decir que los fans de Hellblazer le tienen poco cariño al filme sería un tímido eufemismo. Por eso, y porque los programas de TV sobre personajes de cómic son (dibujos animados aparte) aún infrecuentes, hemos repetido la jugada que ya le dedicamos a Sandman. A continuación encontrarás cinco consejos que Goyer y los mandamases de la NBC deberían seguir para pillarle el punto a este hechicero de clase obrera, sin escrúpulos y con gabardina, que fue uno de los personajes insignia de DC Comics y su línea Vertigo durante la friolera de 25 años. Si no nos hacen caso, que se atengan a las consecuencias, porque con las cosas del Inframundo no se juega.

John Constantine es inglésjohn_constantine

Concretamente, es de Liverpool. Y también es rubio. Y siempre lleva puesta una gabardina que, dado lo visto en las viñetas, no ha visitado una tintorería desde que su dueño era el líder de un grupo punk, allá por los 80. Y es que uno de los mayores pecados cometidos por el filme de 2005 fue higienizar, y americanizar, el look y la idiosincrasia de un personaje al cual Alan Moore concibió a imagen del cantante Sting y que es, en muchos aspectos, más británico que el té de las cinco. Algo que puede explicar, entre otras cosas, su punzante y negrísimo sentido del humor.

Si lo hacen bien... Suponemos que un rodaje en Londres será demasiado caro, pero convertir al personaje en un expatriado residente en EE UU no sería mala idea.

Si lo hacen mal... El show volverá por los fueros del filme, privando a Constantine de sus rasgos más definitorios.

John Constantine es un magojohn_constantine

Es decir: John Constantine no es un exorcista dedicado a cazar engendros demoníacos, como hacía Keanu Reeves. Pero mucho ojo, porque tampoco se trata de un hechicero de esos que combaten a sus enemigos usando bolas de fuego. Estamos hablando, más bien, de un adepto de la magia ceremonial cuyas prácticas esotéricas requieren muchas veces de pactos con entidades que dan mucho miedo, y que siempre se cobran un precio por sus servicios. ¿Que uno de esos conjuros requiere ofrecer como sacrificio a uno de tus mejores amigos? Gajes del oficio, chaval...

Si lo hacen bien... Este podría ser un raro ejemplo de serie en la que un presupuesto menguado para los efectos especiales supondría una virtud, más que un defecto.

Si lo hacen mal... El clima paranormal y asfixiante de los cómics volverá a perderse en beneficio de la espectacularidad gratuita.

John Constantine es gafejohn_constantine

Y por "gafe" nos referimos a "una persona perseguida por desgracias extremadamente peligrosas y de marcado origen paranormal". A fuerza de tratar con los poderes del Abismo, el bueno de John se ha ganado una nutrida lista de enemigos que van desde Lucifer a Dios, pasando por otros muchos habitantes del Cielo y del Infierno. Con tanto ser primigenio pidiendo su cabeza, es normal que el camino de nuestro hombre esté sembrado de catástrofes de todo tipo... Las cuales suelen hacer verdaderas escabechinas entre sus amigos y conocidos, pero de las que Constantine sale, casi siempre, de rositas.

Si lo hacen bien... Las subidas cantidades de gore lucidas por la serie harán que American Horror Story parezca Monster High en comparación.

Si lo hacen mal... Una de dos: o la censura hace de las suyas y el show pierde esa sanguinolencia tan agradecible, o los productores se pasan de la raya y acaba convertido en un gran guiñol con exceso de látex.

John Constantine tiene seres queridoshellblazer_gemma

Pese a ser un grandísimo bastardo, nuestro mago con gabardina profesa un gran afecto por su sobrina Gemma. La cual, como su propio nombre indica, es una joya: implicada desde pequeña (por desgracia) en las andanzas sobrenaturales de su tío, la chica se ha convertido en una hechicera postadolescente de hábitos poco saludables, y en una secuaz ocasional. En el cosmos constantiniano también hay hueco para otros personajes como el sufrido taxista Chas y el sacerdote vudú Papá Medianoche, así como para intervenciones de otros personajes mágicos de DC, desde Deadman hasta Zatanna. Ay, Zatanna...

Si lo hacen bien... El censo de roles secundarios puede ser una mina de cameos y special guest stars: en los corrillos de internet, sin ir más lejos, se afirma que Emma Watson sería una Gemma estupenda.

Si lo hacen mal... Acabaremos teniendo la habitual nómina de personajes sin fuste.

John Constantine no es el bueno de la historiajohn_constantine

Que "protagonista" no significa "héroe" es algo que todos sabemos ya. Y que llega a la máxima expresión en las aventuras de este personaje. John Constantine es, o bien un antihéroe de esos que salvan el mundo porque no les queda otra, bien un timador con más cara que espalda. O, al menos, eso es lo que él quiere que pensemos, porque a veces muestra preocupantes rasgos de altruísmo. En todo caso, este hechicero no es el salvador de nadie, y mucho menos el tuyo.

Si lo hacen bien... La ambigüedad moral que hizo popular al cómic desde el principio será uno de los grandes atractivos de la serie.

Si lo hacen mal... Oscilamos entre dos peligros: o todo se convierte en una tópica historia de buenos y malos (lo cual no estaría bien), o la falta de matices anestesia al público ante tanto retorcimiento (lo cual estaría casi peor).

Todos los días, a todas horas, todo sobre tus series favoritas en CINEMANÍA.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento