Logo del sitio

“Yo no hago películas de magos”: por qué Ridley Scott rechazó un proyecto con Disney

El director estrenó el año pasado tanto ‘El último duelo’ como ‘La Casa Gucci’.
Ridley Scott
Ridley Scott

La promoción consecutiva de El último duelo y La Casa Gucci han convertido a Ridley Scott en protagonista de múltiples titulares, gracias a lo cansado que está de todo y a los poquísimos pelos que le quedan en la lengua. Ambos trabajos se enmarcan en una inquietud más o menos reciente del director de Gladiator, que aparentemente busca asomarse a historias más profundas y resonantes. “Cuanto más viejo me hago, más busco cosas que traten de algo, que no sean solo entretenimiento. Deben tener un efecto en la gente”, ha llegado a declarar, y quizá por eso ha reaccionado tan mal a sucesos como el fracaso en taquilla de El último duelo, del que culpó sin mucha elegancia a “los millenials”.

En torno a El último duelo también mandó a la mierda a un periodista que le preguntaba por el rigor histórico, mientras que las quejas de las personas reales que aparecen en La Casa Gucci merecieron otros comentarios iracundos. Ahora que tanto una como otra encaran la carrera de premios (donde La Casa Gucci, si bien con peores críticas, tiene más opciones de incurrir), Scott sigue contando con la atención mediática, y en un perfil de The Hollywood Reporter ha contado una experiencia con Disney, ajena a cuando tuvo que trabajar indirectamente con ellos para El último duelo (desarrollada por 20th Century Pictures).

En aquel entonces, sin embargo, Disney acababa de adquirir Fox, y como consecuencia le propuso al veterano cineasta que dirigiera algo para ellos. A lo largo de su carrera Scott ha cultivado todo tipo de géneros (desde el drama de época hasta el thriller pasando por la ciencia ficción que tantos elogios le ha granjeado), pero parece que hay uno por el que siente un gran rechazo. Esto es, la fantasía, o cualquier cosa vagamente relacionada con magos. “Querían que hiciera una película de magos. Y yo no hago películas de magos. No era una buena idea”. Scott no ha aclarado, por lo demás, de qué película se trataba, pasando velozmente a hablar de otra cosa.

Situándonos en esas fechas cercanas a 2020, es muy posible que el título que la Casa del Ratón le ofreció a Scott fuera Artemis Fowl: una adaptación young adult llena de magia y hadas que terminó dirigiendo otro realizador veterano, Kenneth Branagh. Artemis Fowl se estrenó finalmente en Disney+ con unas críticas demoledoras, de forma que es posible que Scott esquivara una bala. Sin ningún interés por indagar en historias fantásticas, Scott se fija ahora en la historia con mayúsculas, pues su siguiente proyecto es Kitbag: un biopic sobre Napoleón que ha fichado a Joaquin Phoenix como protagonista junto a Vanessa Kirby, que sustituyó recientemente a Jodie Comer.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento