‘Viuda Negra’ demuestra que Natasha Romanoff siempre ha sido el pegamento de los Vengadores

La película protagonizada por Scarlett Johansson no solo hace justicia al personaje, también reevalúa su importancia.
Scarlett Johansson, David Harbour y Florence Pugh
Scarlett Johansson, David Harbour y Florence Pugh

[ESTE ARTÍCULO CONTIENE SPOILERS DE VIUDA NEGRA]

Durante años Natasha Romanoff ha simbolizado el problema de Marvel con sus personajes femeninos. Más allá de la importancia que pudiera disfrutar con el paso de las películas, la primera aparición de Scarlett Johansson dentro de Iron Man 2 fue terriblemente sexualizada, ofreciendo cancha a Tony Stark (Robert Downey Jr.) para lanzar algún chiste machirulo o dejando sin habla a Happy (Jon Favreau) al cambiarse de ropa frente a él en dirección al clímax de la película. Los Vengadores, dirigida por Joss Whedon y presentándose como un mejor vehículo para conocer al personaje, suscribió parte de este tratamiento con una escena introductoria donde una Nat exuberante, entre otras cosas, era capaz de reducir a sus captores golpeándoles con su cabello (minuto 2:24).

También con Whedon a bordo, La era de Ultrón sirvió años más tarde para que explotara el malestar del público. Gracias a los poderes de Wanda Maximoff (Elizabeth Olsen) le echábamos un vistazo al pasado de Nat, descubriendo que su entrenamiento en la Habitación Roja había exigido su esterilización. Nat no podía tener hijos, y la frase “¿Crees que eres el único monstruo?” que le soltaba a un Bruce Banner (Mark Ruffalo) con el que entonces coqueteaba sirvió como acicate definitivo para que las cosas empezaran a cambiar. Viuda Negra, llamada a inaugurar la Fase 4 con una precuela situada tras los acontecimientos de Capitán América: Civil War, no solo sirve para conocer más de cerca a la espía de S.H.I.E.L.D. Sirve, antes que cualquier cosa, para hacer justicia.

Después del sacrificio

La controversia de La era de Ultrón (una de las más agrias que ha experimentado la maquinaria de Kevin Feige) nunca fue equiparada en instancias sucesivas, aunque también hubo bastantes quejas relacionadas con el personaje en Vengadores: Endgame. La película de los hermanos Russo llamada a clausurar la Fase 3 insistía en el empeño de considerar a Nat un personaje trágico, en constante y fatalista búsqueda de su lugar en el mundo, y absolutamente dependiente del espacio colectivo que había formado con los Vengadores. Su familia, como no dejaba de repetir. Era tan importante para ella que haría cualquier cosa por salvarla.

Incluso protagonizar un sacrificio terriblemente planificado, e insuficiente a efectos dramáticos. Nat se inmolaba a mitad de la película para que su amigo Clint Barton (Jeremy Renner) pudiera sacar la Gema del Alma de Vormir, de forma que su muerte nunca podía igualar la posterior épica de los destinos de Tony Stark y Steve Rogers (Chris Evans). Viuda Negra había vuelto a ser eclipsada, había vuelto a resignarse a ser un alma en pena. Alguien que solo sabía darse por los demás, alguien dócil que no ofrecía resistencia a un destino infausto. ¿Atina a arreglar esta sensación Viuda Negra, película anunciada como la oportunidad definitiva para que el personaje viva su propia historia?

Scarlett Johansson y Jeremy Renner
Scarlett Johansson y Jeremy Renner

Más o menos. El film de Cate Shortland se ambienta antes de Vengadores: Infinity War, y el final del arco del personaje es el que es. Va a morir en Vormir, va a sacrificarse por los suyos, y a lo único a lo que puede aspirar Viuda Negra es a enriquecer (o, mejor dicho, contextualizar) las implicaciones de esta decisión. Nada de lo que pueda hacer esta película va a despojar al personaje de esta aura trágica, y Viuda Negra parte además con el agravante de que convertirse en protagonista, aparentemente, exige la pérdida del sentido del humor. ¿El sarcasmo con el que Nat afrontaba sus deberes de Vengadora? En Viuda Negra está completamente ausente. La comicidad corre a cuenta de otros.

Como por ejemplo Yelena Belova, su hermanastra que interpreta una fabulosa (vaya sorpresa) Florence Pugh, o Alexei Shostakov, el padrastro que lleva el rostro de David Harbour y se presenta como el Capitán América soviético (y caído en desgracia). En Viuda Negra descubrimos que Nat no estuvo completamente sola antes de conocer a Clint Barton y convertirse en su mejor amiga; tuvo una familia, aunque la experiencia fue agridulce. Yelena, Alexei y Melina (Rachel Weisz), la matriarca, fueron miembros junto a ella de una tapadera por la que, al más puro estilo The Americans, debían fingir ser una familia tradicional estadounidense. 

Rachel Weisz con sus hijastras
Rachel Weisz con sus hijastras

El verano de las familias

Viuda Negra dedica gran parte de su metraje a las preguntas que se hacen estos personajes (es una película fundamentalmente coral, pese al título) sobre si el pasado familiar que compartieron fue real. Apenas duró unos años antes de que tanto Natasha como Yelena fueran internadas en la Habitación Roja para unirse al ejército de Dreykov (Ray Winstone), y aún así parece evidente que algo hay. Ha sobrevivido una red de afectos. Yelena, la hermana pequeña, es la que más se empeña en conservar esta idea, pero poco a poco contagiará al resto de su atípica familia.

La película cuenta con una historia ideada por Jac Schaeffer (quien ya discurrió sobre la importancia de tener un lugar al que pertenecer en Bruja Escarlata y Visión), y se articula como una encendida defensa de la familia fuera de los cauces tradicionales. El genuino amor de sus protagonistas, convertido en una pulsión que trasciende continentes y vínculos sanguíneos, no solo se puede vincular con el otro gran blockbuster del verano (Fast & Furious 9), sino que también desafía de forma frontal el sistema ideológico de Dreykov y su Rusia caricaturizada, cuyas guerreras han sufrido una manipulación de ecos inequívocos al régimen de Harvey Weinstein.

Scarlett Johansson
Scarlett Johansson

Así, Nat descubrirá que siempre tuvo una familia que la quiso, mucho antes de unirse a S.H.I.E.L.D. y convertirse en el pegamento de los Vengadores. Con el precedente de Viuda Negra, ahora se da el caso de que el personaje contaba con nada menos que dos familias de las que ocuparse durante la guerra contra Thanos y el Chasquido posterior. Kevin Feige debe pensar que, de este modo, su sacrificio posee aún más heroísmo. Nosotros preferimos quedarnos con que Nat ha tenido más oportunidades para ser feliz.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento