"Todo ese dinero desperdiciado...": Kate Winslet estalla contra las campañas promocionales de Hollywood

La actriz ha presentado 'Ammonite' en el Festival de Toronto, y también ha acaparado titulares con sus declaraciones sobre Woody Allen y Roman Polanski.
"Todo ese dinero desperdiciado...": Kate Winslet estalla contra las campañas promocionales de Hollywood
"Todo ese dinero desperdiciado...": Kate Winslet estalla contra las campañas promocionales de Hollywood

Kate Winslet ha sido considerada durante largo tiempo una de las mejores actrices de su generación, pero eso no la ha obligado a llevar su carrera a ningún sitio donde no quisiera. Eligiendo papeles cuidadosamente y sin interés por acaparar focos, la ganadora del Oscar por The Reader acaba de presentar Ammonite en el Festival de Toronto (donde la tibia recepción parece haber difuminado sus posibilidades oscarizables), y lleva un par de días protagonizando titulares bastante llamativos.

En primer lugar fue su revista para Vanity Fair, durante la cual confesó que se arrepentía de haber trabajado con Woody Allen y Roman Polanski, y ahora vía IndieWire se ha marcado un rant de antología sobre las campañas promocionales de Hollywood, su experiencia como actriz en ellas, y la cantidad de dinero gastado para su desarrollo. Todo empezó cuando le preguntaron por el modo en que la industria podía cambiar tras la crisis del coronavirus, y Winslet resolvió proceder con cautela.

"El modo en el que Hollywood cambiará no es algo que pueda contestar nadie a ciencia cierta, pero está cambiando significativamente", contestó, para añadir que en una crisis como la que está viviendo este sistema puede ser un buen momento para replantearse su funcionamiento. "He experimentado muy poca presión con Ammonite... adoro no haberme metido en esos jodidos vestidos y en esos jodidos zapatos", contaba.

"Todo ese dinero. Siempre es algo que me ha atormentado, todo el dinero que se gasta en estos enormes y colosales junkets: los viajes para los periodistas, los actores, todos esos relaciones públicas alrededor del mundo... ¿por qué demonios es tan importante?". El dinero invertido en la promoción, sin ir más lejos, le costó una millonada a Sin tiempo para morir cuando se aplazó su estreno hasta noviembre al inicio de la crisis, de modo que a Winslet no le falta lógica en sus críticas.

"Siempre me ha parecido desconcertante, todo ese desperdicio que podría aprovecharse para hacer más películas independientes o construir jodidos colegios", proseguía, para a continuación entrar en detalles. "Los vestidos, el estrés, los arreglos a los vestidos... es tan estresante, y sé que suena como 'oh, aquí viene Kate Winslet hablando de lo estresante que es ir bien vestida a las entregas de premios'. Pero lo es".

"No me gusta apretar mi cuerpo de madre entrada en años en un vestido de pasarela que nunca volveré a ponerme. Los artistas increíbles que hacen estos vestidos son maravillosos, pero hacer algo que solo será vestido una vez... yo ya he decidido que voy a repetir vestidos", concluía la actriz.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento