Stellan Skarsgård ('Dune') defiende a las películas de superhéroes: "El problema no son ellas, sino el sistema"

El actor danés, que ha trabajado con Marvel, acusa a las majors y las redes de distribución de no dejar espacio para las películas indie o de presupuesto mediano: "El padrino' se estrenó solo en 100 cines, pero era tan buena que fue a más". 
Stellan Skarsgård como el doctor Selvig en 'Thor'.
Stellan Skarsgård como el doctor Selvig en 'Thor'.
Cinemanía

Con la mejor de sus intenciones, Martin Scorsese abrió la veda y otros cineastas, como Francis Ford Coppola, Jane Campion o Ridley Scott, le siguieron cargando contra el cine de superhéroes, en general, y Marvel en particular, asegurando que sus filmes son basura. Ahora, el actor Stellan Skarsgård (Dune) ha vuelto a abordar el tema desde una perspectiva diferente. Y puede que más razonable. 

Skarsgård, que ha trabajado con Marvel en cintas como Thor y Los Vengadores, señaló en una entrevista con The Guardian (vía The Playlist) que el problema al que se enfrenta el cine de actual no es la proliferación de aventureros con disfraz, sino más bien la de una industria que no deja hueco para películas con menos presupuesto y más riesgos artísticos. 

"No tengo nada contra las películas de superhéroes. He estado en un par de ellas y creo que tienen un lugar", comienza el actor. "El problema es que el mismo sistema que permite que ocho personas acumulen la mitad de la riqueza del mundo amplifica el poder de las fuerzas del mercado, así que los cines pequeños e independientes apenas existen fuera de las grandes ciudades". 

"No hay canales de distribución para esas películas de presupuesto mediano que tienen a los mejores actores, los mejores guiones, porque no pueden gastarse tres millones de dólares en una campaña de marketing", prosigue Skarsgård. "Cuando los cines les hacen hueco, les dan una semana, y si no dan beneficios durante una semana, adiós". 

Para apoyar su argumento, el actor pone como ejemplo la película que lanzó la carrera de Coppola, precisamente: "Recuerda que El padrino se estrenó en solo 100 cines de EE UU: ahora, las películas grandes se estrenan en 4.000", señala. "Solo tenía anuncios pequeños en el New York Times, pero aquello creció y creció porque la película era buenísima. Ahora, la opinión de la gente no cuenta, y eso es triste".

Así pues, concluye Stellan Skarsgård, el auge de los superhéroes no es un problema, pero sí lo es, en cambio, la progresiva concentración de la industria en manos de unas pocas megacorporaciones. 

"Creo que deberíamos tener las películas de Marvel y más películas 'montaña rusa'. Y deberíamos tener otras películas, también", aclara. "Y ahí viene la parte triste: cuando las fuerzas del mercado entran en juego, los estudios caen en manos de compañías a las que les da igual invertir en cine o en pasta de dientes, siempre que tengan el 10% de beneficios". 

Para despedirse, Skarsgård aporta un ejemplo: "Cuando AT&T compró Time Warner, le dijo inmediatamente a HBO que se volviera más ligera y comercial. Siempre están ganando dinero, pero no el suficiente para sus inversores". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento