'Star Wars': Daisy Ridley confirma que la conexión entre Rey y Palpatine fue una decisión de última hora

La actriz ha señalado los bandazos que J.J. Abrams dio en 'El ascenso de Skywalker' hasta crear el desenlace final.
'Star Wars': Daisy Ridley confirma que la conexión entre Rey y Palpatine fue una decisión de última hora
'Star Wars': Daisy Ridley confirma que la conexión entre Rey y Palpatine fue una decisión de última hora

El Episodio IX de Star Warsdejaba petrificados a muchos espectadores ante la revelación de la verdadera identidad de Rey (Daisy Ridley): ¡la nieta de Palpatine! Un hecho que no gustaba precisamente a la mayor parte de los seguidores, debido a su gratuidad y la falta de sentido de esta conexión entre la protagonista y el villano.

Todo esto producido por el frankenstein de libreto de la nueva trilogía, conformada por las diferencias creativas entre las películas de J.J. Abrams (Episodio VII: El despertar de la fuerza y Episodio IX: El ascenso de Skywalker) y Rian Johnson (Episodio VIII: Los últimos Jedi). Esto provocaba que Rey fuera presentada primero con un rol totalmente misterioso y una gran unión a la Fuerza, y en el segundo título como alguien sin nada que esconder. Por ello, no nos sorprende nada oír las nuevas declaraciones de Ridley, quien confirma que el destino de su personaje no fue decidido hasta el último momento.

En una entrevista con Josh Gad para Jimmy Kimmel Live, la intérprete ha señalado los bandazos que su personaje ofreció sobre la marcha y la indecisión sobre su destino hasta el último momento. “Al principio estaban jugando con una conexión con Obi-Wan. Había diferentes versiones y en un momento ella no era nadie… Algo que siguió cambiando”. Esto no impedía que en el final de la última película esta se autoproclamara Rey Skywalker, un sinsentido para muchos de los seguidores de la Galaxia.

De hecho, Ridley destaca como el propio Abrams dudó todo el momento. "Llegó el Episodio IX y J.J. comenzó la película y me dijo: 'Palpatine es tu abuelo'. Mi reacción fue como: 'asombroso'. Y dos semanas después él ya decía. 'No estoy seguro'. Así que continuó cambiándolo". No obstante, finalmente se inclinaba por este final, cuyo desarrollo abrupto quedaba patente para todos. Y es que los cambios de última hora nunca fueron buenos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento