Logo del sitio

Sharon Stone pagó el sueldo de Leonardo DiCaprio en 'Rápida y mortal' tras la negativa del estudio a contratarlo

TriStar Pictures prefería fichar a un actor más conocido para el papel de DiCaprio. 
Leonardo DiCaprio en 'Rápida y mortal'
Leonardo DiCaprio en 'Rápida y mortal'
Cinemanía

Leonardo DiCaprio tiene una de las carreras más prolíficas y exitosas de Hollywood. Su alianza con Martin Scorsese y otros títulos de culto (Origen, Django desencadenado, Érase una vez en... Hollywood) que ha ido sumando a su CV así lo confirman, como también ese Oscar que tanto se le ha resistido, pero que finalmente se llevó a casa gracias a El renacido.

Ya en los 90, cuando dio sus primeros pasos en la interpretación, supo elegir con tino sus proyectos. Entre su primera nominación al Oscar por ¿A quién ama Gilbert Grape? (1993) y los estrenos de Romeo + Julieta (1996) y el fenómeno Titanic (1997), DiCaprio salió en tres películas en 1995: Diario de un rebelde, Rápida y mortal y Vidas al límite.

En Rápida y mortal, dirigida por Sam Raimi, fue donde coincidió con Sharon Stone, que además de actuar firmaba como productora. La actriz ha desvelado ahora en su libro The Beauty of Living Twice (vía Indie Wire) que ella misma pagó el salario de DiCaprio después de que TriStar Pictures, el estudio detrás del filme, se negará a contratarlo. 

"Este chaval llamado Leonardo DiCaprio fue el único que la clavó en la audición", afirma Stone en el libro: "En mi opinión, él fue el único que entró y lloró, suplicando a su padre que lo quisiera mientras moría en la escena". Stone recuerda que el estudio le preguntó: "¿Por qué un desconocido, Sharon? ¿Por qué siempre te estás disparando a ti misma en el pie?". Recordemos que, aunque DiCaprio ya se había ganado una nominación al Oscar, por aquel entonces aún no era un intérprete consolidado.

"El estudio me dijo que si lo quería tanto, podía pagarle con parte de mi propio salario. Así que eso hice", ha contado Stone. La actriz también tuvo que luchar por el director Sam Raimi porque los proyectos anteriores del cineasta como El ejército de las tinieblas provocaban recelos en TriStar Pictures. Stone jugó entonces la carta de que Raimi "trabajaría casi gratis como incentivo" y funcionó.

"Conseguir ser productora como actriz consistía a menudo en un 'acuerdo de vanidad', te pagaban por el puesto pero te tenías que callar y apartarte de su camino", asegura Stone, que sin embargo quiso usar este poder para luchar por el talento en el que creía: "Les dije que no aceptaría ese 'acuerdo de vanidad'. Eso trajo mucho silencio y no mucha alegría al otro lado". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento