"Será un mundo mucho más amable": las predicciones de David Lynch para después de la cuarentena

El inclasificable cineasta conserva el optimismo desde su confinamiento en Los Angeles, donde poco a poco se va acostumbrando a la rutina.
"Será un mundo mucho más amable": las predicciones de David Lynch para después de la cuarentena
"Será un mundo mucho más amable": las predicciones de David Lynch para después de la cuarentena

Si en algún momento de esta cuarentena te has preguntado qué estaría haciendo David Lynch ahora, puede que no te sorprenda que la respuesta sea "ser feliz"Vice ha querido indagar, y le ha hecho una encantadora entrevista en la que el director de Mullholland Drive ha explicado cuál es su rutina diaria en estos tiempos de coronavirus, así como también ha querido dar un par de consejos sobre qué hacer para sobrellevar la situación.

Lynch, que igualmente llevaba tiempo apartado del cine y la TV (aunque su último corto, disponible en Netflix, diera muestras de que sus inquietudes audiovisuales siguen ahí), está recluido en Los Ángeles y ha conseguido desarrollar una rutina que, al parecer, no es muy distinta a la que llevaba antes. De hecho, y como no podía ser de otra forma, sigue bebiendo la misma cantidad de café.

"Mi rutina es la misma que tenía antes. Me levanto, me tomo un café... y luego medito y me voy a trabajar". Pero, ¿en qué trabaja Lynch? Pues en el pequeño taller que tiene en su casa, donde actualmente se dedica a la elaboración de "dos pequeñas lámparas". "Algo que requiere bombillas, electricidad, plástico, ese tipo de cosas", se ve en la necesidad de explicarnos.

En torno a la crisis del COVID-19, Lynch ha compartido unos pensamientos de lo más zen. "Por algún motivo estábamos yendo por el mal camino y la Madre Naturaleza dijo 'ya basta, parémoslo todo'. Esto va a durar lo suficiente como para cambiar nuestra forma de pensar". De hecho, nos exhorta a no perder la esperanza, ya que está seguro de que cuando esta cuarentena acabe la gente será "más espiritual" y "más amable".

"Va a ser un mundo diferente, y será un mundo más inteligente. Todos estos problemas se solucionarán y la vida estará muy bien", declara. "Las películas volverán. Todo volverá a la normalidad y de una forma mucho mejor, probablemente". En cuanto a qué hacer durante la reclusión si no tenemos un taller como el suyo, a Lynch tampoco le faltan opciones.

"Pueden dibujar, pueden pintar, pueden construir pequeñas cosas, pueden escribir poemas, pueden escribir historias que sean rodadas después, pueden jugar a juegos, pueden inventar juegos", concluye. "Pueden ocurrir muchas cosas en un pequeño espacio, pueden inventar nuevas recetas y cocinar. Es una oportunidad para muchos experimentos distintos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento