Logo del sitio

Seis directores para 'Iron Man 3'

La saga de Tony Stark se ha quedado huérfana, y en CINEMANÍA tomamos medidas al respecto. Aquí tienes a seis cineastas que podrían tomar el testigo... Si Robert Downey Jr. se lo permite.
Seis directores para 'Iron Man 3'
Seis directores para 'Iron Man 3'

Bien sea por las intromisiones de Kevin Feige, bien por las manías de Robert Downey Jr., Jon Favreau ha anunciado que abandona la saga metálica de Marvel. Y, por supuesto, las voces más serias y proféticas de internet ya están prediciendo quién va a ser su sucesor: que si Gareth Edwards (Monsters), que si el británico Rupert Wyatt o el siempre socorrido Peter Berg… En todo caso, coinciden, la nueva aventura de Iron Man será dirigida por un director novato, con pocas ambiciones y de caché escaso.

Pero aquí en CINEMANÍA de serios tenemos lo justo, así que, poniéndonos el Universo Marvel por montera, nos preguntamos: ¿Qué pasaría si un cineasta con renombre se encargase de Iron Man 3? A continuación, nuestros candidatos, cada uno con sus “pros” y sus “contras” para hacerse cargo de la franquicia.

fincher_460

DAVID FINCHER

A favor: Las cosas como son: el director de La red social está en el candelero y, además de sonar como nunca para los Oscar, ha demostrado su aptitud para las yoyas en títulos como El Club de la lucha. Dado que la saga Iron Man combina lo mejor de ambos mundos (violencia desaforada más intrigas empresariales), ¿quién mejor que él para hacerse cargo?

En contra: Si de algo peca Fincher en sus filmes es de analítico y profundo, así que olvidaos de recibir una doble dosis de acción. En caso de que él se encargase de rodar Iron Man 3, apostamos que la cotización en bolsa de Industrias Stark ocuparía más metraje que las escenas violentas. ¿Lo peor? Que, tratándose de Fincher, ese enfoque acabaría siendo el más divertido.

ridleyscott_450

RIDLEY SCOTT

A favor: Ahora que las precuelas de Alien se están metamorfoseando en un producto xenomorfo llamado Paradise, es el momento de que el veterano Sir Ridley vuelva a sus orígenes, pero de verdad. En un solo plano de la saga Iron Man hay más efectos especiales que en Blade Runner entera, y su sentido de la épica rivaliza con el de Gladiator. ¡Fuerza y honor, Marvel!

En contra: ¿Robert Downey Jr.? No, gracias: si algo ha demostrado Scott en sus últimos años como cineasta es que él sólo tiene ojos para un actor, llamado Russell Crowe. Dado que (apuntan algunos) el temperamental Downey está también de malas con la ‘Casa de las Ideas’, el cambio podría resultar plausible, pero el pobre Adi Granov (diseñador de las armaduras del héroe) tendría que sudar la gota gorda para encajar al orondo australiano en un traje metálico.

martin_scorsese_401

MARTIN SCORSESE

A favor: A sus años, Marty ha demostrado estar a la última en tecnología, pasándose al 3D con The Invention of Hugo Cabret. Sumemos que sus últimos estrenos han sido de un comercial que asusta, y concluiremos que nada le impide dar el salto al mundo de los blockbusters. En cuanto a las intromisiones empresariales, le parecerán poca cosa comparadas con las de los hermanos Weinstein (jefazos de Miramax) en Gangs of New York.

En contra: ¿Leonardo DiCaprio como protagonista? Venga, vale. Pero por lo que no estamos dispuestos a pasar es por que la historia se convierta en un relato coral, con mafiosos por todas partes y banda sonora sixties. Por no hablar de lo de Joe Pesci como intérprete de El Mandarín… Pero nuestro verdadero pánico surge cuando constatamos que tanto Scorsese como Robert Downey Jr. han sido dos party animals con mucho vicio. El encuentro entre estos dos ex juerguistas politoxicómanos podría dar lugar a un rodaje con grandes aspiraciones… Y no nos referimos a las comerciales.

james-cameron-camara_550

JAMES CAMERON

A favor: ¿Genio, o chiflado? Aún no nos hemos decidido, pero si tuviéramos que designar un director para Iron Man 3, el canadiense estaría muy alto en nuestra lista. No sólo domina los efectos especiales (al fin y al cabo, ese era su gremio antes de pasarse a la dirección), sino que es uno de los pocos expertos en superproducciones capaz de darle un sello autoral a su obra.

En contra: Primer inconveniente: Cameron es un tardón. Con él al mando, el estreno previsto para 2012 acabaría llegando (con suerte) en 2020. Segundo inconveniente: su tendencia a las pájaras ecologistas presentaría al prota luchando contra los madereros de la Amazonía. Y, por último, el amor de Cameron por los personajes femeninos de armas tomar podría convertir a Tony Stark en Antonia Stark (Sigourney Weaver) una idea que, pese a tener su miga, despertaría reparos en los Marvel zombies más intransigentes.

david_lynch_470

DAVID LYNCH

A favor: Como demuestran sus recientes escarceos musicales, el director más críptico de Hollywood es otro veterano con buen ánimo para la tecnología. Y, ya que Lynch ha sido (de forma apócrifa, eso sí) director de Spiderman, este sería un buen momento para que se dejara de experimentos y encarase una superproducción como Cecil B. DeMille manda, sacándose de una vez la desastrosa espina de Dune.

En contra: Los primeros instantes de la Iron Man 3 de David Lynch prometerían mucho: oscuridad, ambiente cañero, ruidillos extraños... Pero la cosa empezaría a empeorar cuando Robert Downey Jr. descubriese que él no es el verdadero Tony Stark, sino Pepper Potts (Gwyneth Paltrow), y que asumió su identidad tras asesinarle, creando un universo paralelo mediante una fuga psicogénica. Entonces, el/la protagonista viajaría a una extraña habitación roja, donde un doble enano de Stan Lee le contaría (hablando al revés) quién fue el verdadero asesino de Laura Palmer, y... Bueno. Mejor lo dejamos.

joss-whedon_500

JOSS WHEDON

A favor: Bromas aparte, el futuro director de The Avengers sí que tiene una posibilidad (entre un millón) de hacerse cargo de Iron Man 3. Aunque el hombre sea una leyenda del ámbito televisivo (véase Buffy, cazavampiros) su caché como director de cine sigue siendo bajo. Además, su trayectoria como guionista de la versión en cómic de X-Men ha sido aclamada por los fans, y ya es un director “de la casa”. Dado, además, que este filme funcionará como una secuela no oficial de las aventuras de Los Vengadores, ¿quién mejor que él para tomar el mando?

En contra: Siempre propenso a darse trompazos con los ejecutivos (en Fox todavía se acuerdan de sus espantás a cuento de las series Firefly y Dollhouse), Whedon tendría un serio problema para dirigir esta película: Robert Downey Jr. Al temperamental actor le faltó tiempo para expresar sus reparos al guión de Whedon para The Avengers, algo nada extraño si consideramos que, en palabras del cineasta, su visión ideal de la película consistiría en “cinco tipos [Iron Man, el Capitán América, Hulk, Thor y Ojo de Halcón] sentados en una habitación, sin parar de hablar”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento