Así se despidió la guionista con fibrosis quística a la que ayudó William Goldman

Kathleen Jones recuerda la historia de cuando era una adolescente y pidió como deseo conocer al autor de 'La princesa prometida'
Así se despidió la guionista con fibrosis quística a la que ayudó William Goldman
Así se despidió la guionista con fibrosis quística a la que ayudó William Goldman

Igual que sucediera días antes con la muerte Stan Lee, la desaparición del guionista William Goldman ha hecho que todo tipo de personas den un paso al frente para hablar del lado más humano del artista.

Una de las más sorprendentes es el de una chica llamada Kathleen Jones, guionista y actriz que aquejada de fibrosis quística, que quiso publicar su historia con William Goldman, primero en una serie de tuits y después en su página web.

"Mi héroe, William Goldman ha muerto hoy. Dejadme contar la historia de cómo se hizo amigo de una niña enferma que quería ser escritora y le dio esperanzas. Esta es una historia muy bonita por la que siempre estaré agradecida". "Cuando tenía 16 años, dejé el tratamiento para la fibrosis quística. Estaba triste y deprimida. Vi 'La Princesa Prometida' en una fiesta de cumpleaños y me cambió la vida. Era lo único que me hacía enfrentarme al tratamiento por las noches". "Cuando había hecho las tareas, mi madre y yo nos poníamos a ver la película. También leí todas sus novelas. 'Los Gondoleros silenciosos' es la mejor de todas". "Como la fibrosis quística es mortal en la infancia, pedí un deseo a través de @MakeAWish y pedí encontrarme con el hombre que había escrito la mejor película de la historia". "Al parecer, él se preguntaba ¿Que una adolescente quiere conocerme? ¿Para qué? jejejej" "Fuimos a Nueva York y le conocimos. Una semana antes le había enviado mi tratamiento para una película (sobre una chica con fibrosis quística y sus amigos, que iban a un talent show). Lo había leído y me dio una hora de notas". "Nos llevó al restaurante más de moda en el que jamás había estado. Cuando llegó el momento de los postres, ¡Nos trajeron todos los del restaurante! ¡Los probamos todos!" "Nos quedamos mirando un escaparate al otro lado de la calle en el que había unos zapatos italianos marrones. Fuimos y entró en la tienda ¿Sabes cuánto cuestan esos zapatos? ¿¡Quién podría gastarse ese dinero!?" "Me dio un póster firmado de 'La Princesa Prometida' con los Acantilados. Puso "No te caigas. Bill G." "Me hizo muchas preguntas sobre la fibrosis quística, que por qué tomaba enzimas. Incluso cómo y cuándo moriría. No era maleducado, solo preguntón. Fue maravilloso. Me encantaban preguntas como esa. Sabía mucho de eso con 16 años y tenía ganas de compartirlo". "Me dijo que era una buena escritora, que tenía talento y que siguiera mandándole mis cosas. Lo hice. Nos escribimos durante los siguientes ocho años. Cada vez que estábamos en la ciudad nos llevaba a cenar a mis padres y a mí". "Era generoso y amable y una luz en ese tiempo de mi vida en el que podría haber pasado de todo. También era un viejo gruñón, que contaba historias sobre famosos que me hacían reír". "Un correo que me gustó: ESTABA INTENTANDO SER GRACIOSO, BURKE. DAME UN RESPIRO" "Sobre votar a los Oscars: "Me llega la papeleta, la abro y en menos de dos minutos ya he votado y la he enviado"" "He escrito una entrada en el blog sobre él con más detalle. Era el mejor y siempre le estaré agradecido. Gracias, Bill G. No te caigas"
Mostrar comentarios

Códigos Descuento