'Scream 5' tiene guiones y montajes diferentes para evitar filtraciones

La saga de terror ha llevado un paso más allá el secretismo para esquivar spoilers antes de tiempo.
En marcha la quinta entrega de 'Scream'
'Scream'

En Hollywood es habitual que no todos los actores de una película tengan acceso al guion completo, más allá de lo que sea relevante para su personaje. Esta circunstancia se lleva al paroxismo en el caso de los proyectos que reciben mayor atención mediática y se guardan ases argumentales en la manga para sorprender a sus espectadores. Dos casillas que una película como Scream 5 marca a cuchilladas.

Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett (Noche de bodas), los directores de esta nueva entrega de Scream, están empleando varias estrategias para que no salgan a la liz los detalles de su revisión de la saga slasher creada por Wes Craven. Algo especialmente delicado si tenemos en cuenta que el filme se terminó de rodar el pasado otoño, ya se encuentra en postproducción y aún tendrán que esperar hasta enero de 2022 para llegar a los cines.

Pero las sorpresas que pueda albergar la historia escrita por Guy Busick (Castle Rock) y James Vanderbilt (Zodiac), así como la posible (o posibles) identidad (o identidades) del nuevo (o no) Ghostface, están a salvo gracias al viejo truco de haber empleado distintas versiones del guion durante el rodaje, de tal manera que el reparto del filme no pueda estar seguro de cuál es la real. 

Una estrategia relativamente habitual que, según cuentan en Bloody Disgusting, los directores de Noche de bodas han llevado incluso más lejos planteando distintos montajes alternativos del filme de tal modo que nadie más que ellos pueda saber cuál es el auténtico montaje final de la película. Es probable que eso implique haber filmado supuestos finales falsos solamente para despistar. 

'Scream' en lucha contra los spoilers

No es que Neve Campbell, Courteney Cox o David Arquette, veteranos de la saga que regresan en esta quinta parte, puedan sorprenderse por tales medidas de precaución. Ni mucho menos los fans de Scream. Recordemos que la secuela Scream 2 (1997) tuvo que sufrir un cambio radical cuando el guion de Kevin Williamson se filtró y Wes Craven insistió en una reescritura masiva del filme en el último minuto para asegurarse de que seguía resultando sorprendente.  

Desde entonces, Craven se aseguró de que el aspecto whodunit sobre la identidad real del asesino bajo la máscara de Ghostface con el que se aderezan los componentes slasher de la saga Scream se mantuviera guardado bajo siete llaves. Desde luego, Bettinelli-Olpin y Gillett están manteniéndose fieles a su legado en ese aspecto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento