San Sebastián 2022 | ‘Érase una vez…’, 'La Cenicienta' española a la que Disney arrebató el título y el prestigio

El festival incluye en su sección de clásicos esta encantadora cinta pionera de animación que llevaba 70 años sin verse
Érase una vez...
Érase una vez...
Filmoteca de Catalunya
¿Sabías que el Festival de San Sebastián tiene la categoría A? La misma que el de Cannes o el de Venecia

A la madrastra y hermanastras las llaman cacatúas. Unos del pueblo comentan en corrillo lo feas y viejas que son. Cenicienta lleva zuecos como si fuese una señora de Boiro. Hay un mago que vive en una especie de osario. Los caballos se arrancan a bailar swing y claqué con sus herraduras. Este sin fin de maravillas tiene lugar en Érase una vez…, La Cenicienta española que Josep Escobar y Alexandre Cirici Pellicer dirigieron en 1950 en el sistema Cinefotocolor.

Coetánea con el clásico de animación de Disney, que había registrado el título antes –de ahí que le cambiasen el título a Érase una vez…–, la cinta cayó en el olvido pese a salir premiada de la Mostra de Venecia. Ayer, el Festival de San Sebastián la recuperó para siempre tras un largo proceso de restauración emprendido por la Filmoteca de Catalunya.

Érase una vez... antes de ser restaurada
Érase una vez... antes de ser restaurada
Filmoteca de Catalunya

Con una distribución discreta que hizo que solo se conservara una copia de la película en 16 mm y blanco y negro, el equipo del Centro de Conservación y Restauración de la Filmoteca liderado por Rosa Cardona con la participación de Enric Ginè, Luciano Berriatúa e Isabel Benevides, ha permitido recuperar el color original a partir de algunos fotogramas de 35 mm encontrados.

Érase una vez... después de ser restaurada
Érase una vez... después de ser restaurada
Filmoteca de Catalunya

Érase una vez… es la tercera película de animación española y es, como el filme de Disney, una adaptación del cuento de Charles Perrault. Ideada por Josep Baguñá, con el dibujante de Zipi y Zape Josep Escobar como director artístico y dirigida por el crítico de arte y publicista Alexandre Cirici Pellicer, el filme es una producción de Jordi Tusell (Estela Films). 70 años después ha sido su nieto, Félix Tusell, el que ha velado por la restauración de Érase una vez…

Gracias a su empeño en velar por el patrimonio histórico de su productora y por el tesón de los restauradores, ayer, los que asistimos a su reestreno en Tabakalera pudimos comprobar el enorme valor histórico y artístico de la película. Érase una vez… no solo es importante por ser pionera del cine de animación en España. Formalmente, es una preciosidad. Su colores y formas, de inspiración renacentista, su música interpretada por Radio Nacional Orquesta de Barcelona, sus planos de composición aberrante, sus vanguardistas movimientos de cámara y hasta el salto de la animación a la imagen real muchos años antes de ¿Quién engañó a Roger Rabbit?

Collage de Érase una vez...
Collage de Érase una vez...
Filmoteca de Catalunya

Narrativamente, resulta mucho más interesante que el clásico de Disney, gracias a sus digresiones tan ocurrentes. Destaca, sobre todo, la escena de los fantasmas que recorren el castillo con intención de asustar a la madrastra y las hermanastras de Cenicienta. O la secuencia en la que los caballos se convierten en excelentes bailarines de swing a causa de un hechizo fabricado por un mago (“señor encantador”, se llama).

Érase una vez...
Érase una vez...
Filmoteca de Catalunya

Gracias a la labor de restauración y al Festival de San Sebastián, Érase una vez… ha regresado para que descubramos y reivindiquemos que es una joya del cine español. Es nuestra responsabilidad que no vuelva a caer en el olvido.

¿Quieres recibir las mejores recomendaciones de cine y series todos los viernes en tu correo? Apúntate a nuestra Newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento