Salvados por el márketing: 10 personajes de cine que deberían haber muerto

[SPOILERS] Todas estas figuras emblemáticas de Hollywood deberían haber fallecido... Hasta que los ejecutivos decidieron que era rentable mantenerles con vida. Por CINEMANÍA
Salvados por el márketing: 10 personajes de cine que deberían haber muerto
Salvados por el márketing: 10 personajes de cine que deberían haber muerto

A veces, el actor protagonista de una franquicia se cansa de su papel, y decide abandonarlo. En otras ocasiones, son los siempre pérfidos guionistas quienes deciden aumentar el dramatismo con una muerte trágica. En ambos casos, el resultado siempre es el mismo: la muerte de un personaje. ¿Siempre, hemos dicho? Bueno, siempre, lo que se dice siempre, no. En estas circunstancias, es el momento idóneo para que el ejecutivo de turno sentencie que eso de acabar con rostros populares está mal, o para que el intérprete de marras se arrepienta, ansioso por no perder su momento de gloria. Entonces, mediante reescrituras de guión, cambios en el montaje,etcétera, el personaje se salva de la tumba.Te presentamos a los auténticos muertos vivientes del cine.

Martin Riggs (Mel Gibson en Arma letal II)arma_letal

El personaje: Le conocimos como un pasma psicótico con tendencias suicidas, pero a lo largo de su franquicia fue mutando en un adorable bufón con pistola.

¿Cómo debería haber muerto? El guionista Shane Black, que no es amigo de las medias tintas, había decidido acabar con la carrera de Riggs a lo grande: tras ser acribillado a tiros, el policía habría de fallecer en los brazos de su compañero Danny Glover, acabando para siempre con la saga. Incluso se rumorea que llegó a rodarse la escena de su muerte, con Gibson envasado al vacío en una bolsa para cadáveres.

Pero se salvó porque... Imagina que eres un productor con un serial muy rentable entre manos. ¿Dejarías que un escritorzuelo matase a tu gallina de los huevos de oro? Ante la decisión de los productores de mantener a Riggs con vida, Shane Black abandonó el rodaje, y no participó en las siguientes entregas.

Clarence (Christian Slater en Amor a quemarropa)amor_quemarropa_christian_slater

El personaje: Matón de poca monta que, tras casarse con Patricia Arquette, decide financiar su luna de miel con un cargamento de cocaína robado a su jefe, Christopher Walken.

¿Cómo debería haber muerto? Si eres fan del aquí guionista Quentin Tarantino, sabrás que el genio de la gran mandíbula acabó muy cabreado con el director Tony Scott, acusándole de haber reventado su libreto. Esto se debió a que, en el argumento original, el personaje de Slater acababa estirando la pata tras un tiroteo en un bar de carretera.

Pero se salvó porque... Reconozcámoslo: a Tony Scott le gusta mucho el dinero, y a los hermanos Weinstein (mecenas de Quentin por entonces) todavía más. De ahí que prefirieran apostar a caballo ganador, y ofrecer un cómodo final feliz a su audiencia.

Spike (James Marsters en Buffy, cazavampiros)james_marsters_buffy

El personaje: El vampiro más cínico y sexy de Sunnydale (California), primero enemigo y después aliado (y algo más) de Sarah Michelle Gellar.

¿Cómo debería haber muerto? Según cuenta el propio James Marsters, Spike debería haber estirado la pata en multitud de ocasiones. "El personaje estaba pensado para durar tres episodios", cuenta el actor. "Pero los guiones iban llegando, uno tras otro, y yo seguía con vida". Bueno, estamos hablando de un no-muerto, así que...

Pero se salvó porque... Básicamente, por la tendencia de Joss Whedon a encariñarse con sus personajes. El insigne guionista (y director de Los Vengadores) perdonó la vida de Spike episodio tras episodio, hasta acabar convirtiéndole en una de las estrellas del show.

John Rambo (Sylvester Stallone en Acorralado)

El personaje: Veterano del Vietnam, algo sonado pero de buen corazón, que acaba montándola parda en un pacífico (y nada hospitalario) pueblecito.

¿Cómo debería haber muerto? Adivina, adivinanza: ¿a que no sabes cómo acaba la novela en la que se basa Acorralado? Efectivamente: con Rambo yéndose a criar malvas, voluntariamente, a manos de su mentor el coronel Trautman (Richard Crenna). La escena llegó a rodarse: puedes verla en el vídeo de arriba.

Pero se salvó porque... Stallone, como todos sabemos, es un tipo mucho más listo de lo que parece, y sabía que el personaje de Rambo era carne de franquicia millonaria. De modo que decidió conservarlo para futuras secuelas.

Jack Shephard (Matthew Fox en Perdidos)matthew_fox_perdidos

El personaje: Médico de hercúleo cuerpo y brillante inteligencia, líder oficioso de un grupo de 'turistas' en una isla muy animada.

¿Cómo debería haber muerto? A manos de la Bruma Negra, como está mandado. Jack debería haber sido la primera víctima de la misteriosa entidad, y su carrera en Perdidos se habría limitado a la primera mitad del episodio piloto.

Pero se salvó porque... El papel de Jack fue escrito pensando en Michael Keaton, de modo que los espectadores, acostumbrados a la ecuación 'estrella en una serie igual a muerte segura', no se habrían escandalizado mucho por su óbito. Pero J. J. Abrams consideró que el personaje era demasiado carismático como para deshacerse de él, así que decidió mantenerle a salvo. Nada dispuesto a encadenarse a un serial, el intérprete de Batman abandonó la serie, y fue entonces cuando Matthew Fox se hizo cargo del papel.

Recluta Bufón (Matthew Modine en La chaqueta metálica)chaqueta_metalica

El personaje: Un marine lo bastante cínico como para lucir a la vez un símbolo de la paz y una chapa con el lema "Nacido para matar" en su casco.

¿Cómo debería haber muerto? Si has visto esta obra maestra de Stanley Kubrick, recordarás la escabechina que arma Bola de Sebo (Vincent D'Onofrio) al final de su primer capítulo. Pues bien: en el argumento original, era Bufón, y no el instructor R. Lee Ermey quien debería haber sido su víctima.

Pero se salvó porque... Seguramente por primera (y última) vez en su vida, Kubrick le hizo caso a un actor. Indeciso sobre cómo concluir la primera mitad del filme, el director del Bronx escuchó el consejo de Matthew Modine, quien le recomendó perdonarle la vida a Bufón para usarle como hilo conductor en la segunda mitad, la ambientada en Vietnam.

Will Rodman (J. Franco en El origen del planeta de los simios)james_franco_simios

El personaje: Obsesionado con encontrar una cura para el mal de Alzheimer, este científico acabará creando una raza de primates muy inteligentes y con mucha mala leche.

¿Cómo debería haber muerto? En brazos del chimpancé César (Andy Serkis) a consecuencia de una bala perdida. Un momento que, de haberse incluído en el montaje final, nos habría hecho llorar incluso a nosotros.

Pero se salvó porque... Como los primatólogos cinéfilos saben, la saga de El planeta de los simios siempre ha incluído al menos un personaje positivo en el bando de los humanos, para así probar que no todos los monos sin pelo somos mala gente. La supervivencia del doctor Rodham permite que Franco desempeñe este rol en las futuras secuelas.

Lafayette (Nelsan Ellis en True Blood)true_blood_lafayette

El personaje: Una reina del vudú en el cuerpo de un profesional de la hostelería, y dealer ocasional, más negro y más ancho que un armario.

¿Cómo debería haber muerto? En Vivir y morir en Dallas, la segunda novela vampírica de Charlaine Harris, Lafayette muere a manos de uno de los miembros del Club del Sexo de Bontemps.

Pero se salvó porque... El showrunner Alan Ball supo ver que esta reina del vudú en el cuerpo de un camarero cachas es uno de los mejores elementos de su serie.

Rocky Balboa (S. Stallone en Rocky V)rocky_v_stallone

El personaje: En su primera aventura, este púgil de Philadelphia era un perdedor bastante patético. Película tras película, se convirtió en invicta encarnación del Sueño Americano.

¿Cómo debería haber muerto? A puñetazos, en una pelea callejera. En el guión original de Stallone, el 'Potro Italiano' debería haber pasado esta película lleno de achaques, como consecuencia de su showdown contra Dolph Lundgren en Rocky IV, protagonizando finalmente el triste final de un boxeador sonado. Pero 'Sly' se echó atrás, entregando la peor película de la serie (que ya es decir).

Pero se salvó porque... Probablemente, Stallone le debía demasiado a Rocky como para condenarle a un final tan ignominioso. Mirándolo por el lado bueno, así pudimos ver la redención de ambos (autor y personaje) en la correcta Rocky Balboa.

Spock (Leonard Nimoy en Star Trek)spock_star_trek

El personaje: Científico vulcaniano de inenarrables cejas (y orejas), el sobrio ying del impulsivo yang que es el Capitán Kirk.

¿Cómo debería haber muerto? Tan harto estaba Leonard Nimoy del personaje de Spock, que convenció a los responsables de la franquicia para liquidarle en Star Trek II. La ira de Khan. El vulcaniano residente del Enterprise debería haberla palmado a consecuencias de un envenenamiento por radiación, y... ¡Un momento! ¡Pero si esto lo vimos en el cine!

Pero se salvó porque... Resulta que Nimoy no odiaba tanto a Spock, después de todo, y los productores tampoco estaban dispuestos a quedarse sin una figura emblemática. De modo que tanto el uno como los otros rectificaron su decisión en Star Trek III. En busca de Spock: a partir de dicha secuela, actor y personaje reanudaron una feliz simbiosis que aún perdura.

Han Solo (Harrison Ford en la saga Star Wars)han_solo

El personaje: Dicen que Harrison Ford le tiene cierto cariño a Indiana Jones, y a Spielberg, pero que no soporta ni a George Lucas ni a este descarado contrabandista.

¿Cómo debería haber muerto? Tras ser rescatado de la carbonita, y de Jabba el Hutt, en El retorno del Jedi, nuestro coreliano favorito debería haber caído heroicamente durante el asalto a la luna de Endor, rodeado por los Ewoks y por su amada Princesa Leia.

Pero se salvó porque... La elaboración del guión de El retorno del Jedi fue un cataclismo que ríete tú de la explosión de la Estrella de la Muerte. De una primera conclusión, notoriamente malrollista, en la que Solo moría y Luke Skywalker se pasaba al Reverso Tenebroso, se llegó a un guión definitivo muy edulcorado en el que todos los personajes principales llegaban sanos y salvos al final. ¿El motivo? Que George Lucas, siempre pesetero, pronosticó un descenso en las ventas de merchandising si la saga acababa con una nota trágica.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento