Logo del sitio

Salma Hayek (‘Eternals’): “Me sentí muy humilde al poder interpretar con 50 años a una superheroína”

Interpreta a Ajak en la nueva película del Universo de Marvel, llamada a suponer un antes y un después en la saga.
Salma Hayek como Ajak en 'Eternals'
Salma Hayek como Ajak en 'Eternals'
Disney

La Fase 3 fue un final, pero también un principio. El futuro que se divisaba para Marvel luego de Spider-Man: Lejos de casa y Vengadores: Endgame (película más taquillera de la historia hasta que Avatar recuperó el título gracias a los reestrenos) se caracterizaba ante todo por la diversificación, tanto a nivel de formato como de personajes. En el primer caso, y por mucho que la crisis del COVID-19 viniera a entorpecer este programa, el MCU ya se ha expandido a las series con su desembarco en Disney+, mientras que la reciente Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos ha introducido a un nuevo personaje cuya importancia solo puede ir a más. Eternals tiene un propósito similar, pero con un pequeño matiz: no supone el debut de un superhéroe, sino de todo un grupo de ellos.

¿No es arriesgado, en una saga que ya ha dado el salto tanto a los rincones más alejados de la galaxia como a parajes habitados por dioses, introducir de golpe a tantos personajes? Y, más aún, ¿de un poder tan colosal, cuya presencia se remonta al origen del mundo? Es la primera pregunta que tiene que afrontar Kevin Feige, director creativo de Marvel y motor del macroproyecto del MCU, durante la rueda de prensa de Eternals a la que ha asistido CINEMANÍA. “¿Por qué Eternals?”, replica. “En un mundo post-saga del Infinito queríamos dar un paso audaz y revelar que aún no lo sabías todo sobre este universo, que estos 10 espectaculares héroes han estado aquí todo el tiempo sin que lo supieras”.

Dicho de otro modo, Eternals solo podía surgir de un contexto donde el MCU estaba plenamente consolidado, animándose Feige y el productor Nate Moore (otro artífice principal del proyecto) a subir la apuesta en torno a la visión autoral que pudiera enarbolar el film, tema tan debatido por la cinefilia. Así es como llegamos a la figura de Chloé Zhao, directora venida del circuito independiente que recientemente ganó el Oscar por Nomadland. Antes del aclamado film protagonizado por Frances McDormand, Zhao había dirigido The Rider, y ya se había ganado la atención de Feige gracias a un estilo muy personal, que privilegiaba la enormidad y la fusión de los personajes con la naturaleza.

Cuando Zhao llegó, Eternals ya había sido concebida basándose en unos personajes de Jack Kirby. Y, aunque no tuvo que hacerse cargo del proyecto desde cero, la firmante de Nomadland no tardó en defender su impronta. “Todo empezó cuando les mostré una enorme foto de arena, y luego cité un poema de William Blake. Como nadie me echó de la sala, pudimos seguir adelante”, bromea Zhao. “En este poema, Blake trataba de transmitir que se puede percibir la belleza infinita y el significado del cosmos a partir de las cosas más pequeñas que puedes encontrar en la tierra. Quería capturar esa escala. Algo tan grande como la creación del sol, y tan íntimo como los susurros de unos amantes”.

Efectivamente, Eternals no quiere limitarse a ser otra película de superhéroes.

Chloé Zhao dirigiendo a Gemma Chan
Chloé Zhao dirigiendo a Gemma Chan

Nuevas formas de heroísmo

Por resumir rápido, Eternals hace referencia a un grupo de guerreros de inmenso poder creado por los Celestiales para proteger la Tierra de sus homólogos malvados, los Deviants. Dichos guerreros llegaron a nuestro planeta hace miles de años y desde entonces han permanecido ocultos, atentos a cualquier amenaza que pudieran suponer los Deviants… de forma exclusiva, por eso no se movieron del sitio cuando Thanos hizo desaparecer a la mitad de la población del universo. Los Eternos están consagrados a su misión, vaya, y para ponerles rostro Feige ha recurrido a un amplio reparto lleno de nombres conocidos. Entre ellos destacan los de Angelina Jolie, Gemma Chan y Salma Hayek.

¿Por qué? No solo por la escasa paridad que sigue existiendo en el cine superheroico, sino también por las particularidades de su personalidad, que se extienden a otros miembros del equipo. Y es que, si hablamos de los Eternos, no es de un heroísmo tradicional estilo Steve Rogers, sino de un valor que no atina a ocultar una gran vulnerabilidad. Sin ir más lejos, es lo que sucede con Thena, el personaje que interpreta Jolie. La actriz atribuye su presencia en Eternals a que “quería formar parte de esta familia, antes incluso de saber a quién interpretaría y de lo que aprendería sobre Thena”. “Pero Chloé es conocida por traer la realidad a su cine, a la vida de alguien, y todos fuimos elegidos para sacar algo de nuestras propias vidas”, señala.

Angelina Jolie es Thena
Angelina Jolie es Thena
Disney

Thena posee las escenas de acción más espectaculares de Eternals, sin que eso implique que su personaje no sufra o no precise de los cuidados de su pareja: Gilgamesh, que interpreta el coreano Ma Dong-seok (apodado Don Lee, y llegado del éxito internacional Tren a Busan). “Chloé quiso que sacáramos algo dentro de nosotros mismos de lo que ni siquiera fuéramos conscientes. Y luego lo dejamos crecer en la película. Es el personaje más fantástico que he interpretado en toda mi carrera, pero mis hijos me dijeron que también era la más parecida a mí”, confiesa Jolie. Una característica, la de sacar valor de las inseguridades o la debilidad, que también define a Sersi, el personaje de Gemma Chan.

Chan ya ha aparecido anteriormente en el MCU (concretamente en Capitana Marvel) pero su papel fue entonces tan pequeño que a Feige no le importó ofrecerle un papel protagónico en Eternals. “Sersi es una superheroína, pero sus superpoderes no son los más obvios o los más llamativos”, asegura la actriz, cuyo personaje resulta ser el hilo conductor de la trama. “Ya sabes, no es la mejor luchadora, pero lo que sí tiene es empatía y una verdadera afinidad por la humanidad y la tierra. Y es un espíritu libre, algo que me encantó. Fue de las cosas más agradables de la película, viajar con ese personaje que tiene miles de años de edad pero ha de aprender a confiar en sí misma y en su propio poder”.

Reparto de 'Eternals'
Reparto de 'Eternals'
Disney

Uno de los mejores momentos del evento tiene a Salma Hayek como protagonista, que encarna a Ajak, y al discurso que se ha marcado agradeciendo la presencia en la película. Su personaje pasa por ser la cabecilla de este grupo de metahumanos, estando en contacto directo con los Celestiales y sus designios para con la Tierra. La actriz mexicana atribuye haber conseguido este papel a algo muy sencillo: “soñar a lo grande”. “Si no lo hubiera hecho, no habría llegado hasta aquí. Pero en mis grandes sueños quería ser una superheroína, y trabajar con los mejores directores del mundo, y tener grandes películas de éxito, y también películas artísticas, que llegan desde un lugar muy profundo con grandes directores”. Pero no fue tan fácil.

“Luché teniendo 20 años, y 30, y 40. Al final pensé ‘ellos se lo pierden, yo podría haber sido grande; podría haber sido una superheroína y no lo vieron… pero que se jodan. Haré otra cosa. Tendré un bebé’”. Hayek se había rendido cuando Marvel le hizo una oferta que no pudo rechazar. “Me sentí muy humilde cuando, a mis 50 años, un director brillante me dio la oportunidad de hacer ambas cosas: una película exitosa que viene de un lugar profundo. Estaba equivocada, todo es posible. Y cuando piensas en ello, ya sabes, a tus 50 años, mexicana, bajita, con grandes tetas... No es una superheroína habitual. No soy musculosa, no tengo botox. Me va bien, pero… no siendo un hombre era imposible. O siendo mexicano, siendo libanés, árabe, a los 50 años”.

“Ayer en la premiere casi lloro porque vi a una madre latina con sus tres hijas vestidas de Ajak, y yo intentando ser sexy y lo único que quería era llorar. Cada vez que se pongan el traje o hablen de ella o vean la película quiero que recordéis una cosa: todo es posible”, añadió Hayek entre aplausos, y aludiendo a uno de los elementos más llamativos de Eternals: la diversidad de su reparto.

Una completa representación de la humanidad

Los Eternos no son personajes demasiado conocidos, pero incluso partiendo de esta tesitura han sorprendido algunos de los cambios sufridos de cara a la gran pantalla. En efecto, en estos Eternos cinematográficos hay muchas más mujeres y personas racializadas de lo que vimos en las viñetas, y tanto Zhao como Feige han abordado directamente la cuestión. “Cuando llegué al proyecto leí un tratamiento que creo que hizo Kevin, y ya se habían tomado ciertas decisiones en cuanto al cambio de personajes. Fue una de las cosas que me atrajo. No fue solo ‘modifiquemos a un montón de personajes’, fue algo elegido con cuidado, cada cosa con un propósito”, cuenta la directora.

Y hubo una razón de lógica aplastante. “No puedes hacer una historia de la humanidad sin que los héroes sean una expresión transversal de la humanidad”, explica Feige. Sus palabras son secundadas por Kumail Nanjiani, que en Eternals interpreta a Kingo. “Se va a hablar mucho de la diversidad del reparto, pero la forma en que Chloe se acercó a ello fue muy interesante. No quiso hacer en ningún momento una especie de denuncia, sino solo establecer que las cosas deberían haber sido así siempre. Se sintió muy natural”. Al pakistaní Nanjiani, a la mexicana Hayek y al coreano Lee hay que añadir que Chan tiene ascendencia china (como Zhao) y Brian Tyree Henry (Phastos) es afroamericano, mientras que Lauren Ridloff es sordomuda al igual que su personaje, Makkari.

Kumail Nanjiani en 'Eternals'
Kumail Nanjiani en 'Eternals'
Disney

No hay que olvidar tampoco que Henry encarna al primer superhéroe homosexual del MCU, siendo relevante para la trama el que tenga un marido y un hijo pequeño. Detalles como estos entusiasmaron mucho al actor, que durante la rueda de prensa también ha revelado que el rodaje de la tercera temporada de Atlanta ha concluido. “Lo que realmente me encanta de Phastos es que a través de todo esto, siendo eterno, nunca pudiendo morir, él eligió el amor. Él eligió tener una familia aunque tuviera que verlos perecer. Trató de encontrar una forma de llevar amor a todo lo que hizo, aunque su ingenio fuera utilizado inicialmente en su contra. Pude conectar muy bien con él”, explica Henry.

El protagonista de Atlanta también recuerda su sorpresa cuando no le pidieron que se preparara físicamente para el papel. “Recuerdo cuando hablé con ellos. ‘Queremos que seas un superhéroe’, dijeron, y yo contesté ‘genial, ¿cuánto peso tengo que perder?’. Chloé dijo ‘¿de qué estás hablando?, te queremos exactamente como eres’. Ese ‘te queremos exactamente como eres’, siendo un hombre negro, es diferente a todo lo que he sentido”, cuenta emocionado. “Me hizo recordar cuando era un niño de 11 años viendo películas de superhéroes, sin ver a nadie como yo en ellas. Esperaba que un día hubiera alguien que me representara como soy, y eso empezó a pasar cuando me senté con Chloé.”

Los Eternals descubren el poder de las gafas de sol
Los Eternals descubren el poder de las gafas de sol
Disney

La aceptación inmediata con la que se topó Henry fue análoga a la de otros intérpretes. Eternals demuestra que esto es una familia. Esto es lo que somos. Esto es lo que miramos. Lo que quiero que todos aprendan con esta película es que todavía vale la pena salvar el corazón de la humanidad. Todavía podemos unirnos y hacer todo lo que necesitamos a través del amor. Esto me lo mostró Chloe”. El film de Zhao defiende una tesis por tanto poderosamente humanista, que erige al amor como sentimiento universal de trascendencia. Algo que no solo representa Phastos con su familia, sino también la relación de Sersi con Ikaris, el Eterno que interpreta un Richard Madden muy satisfecho con la inesperada complejidad de su personaje.

“Estoy acostumbrado a interpretar a hombres enamorados”, reconoce el antiguo intérprete de Robb Stark, “pero en este caso hablamos de alguien cuya condición de guerrero entra en conflicto con el amor”. “Ikaris trata de enterrar el amor porque se interpone en el camino de su deber, está en una lucha constante. Y es lo que hizo realmente interesante su relación con todos los personajes, de Sprite a Sersi: tratar de cumplir tu deber pero con los sentimientos interponiéndose”. Lo curioso del asunto es que emociones tan humanas sean defendidas por seres superiores como los Eternos, y para facilitar una cercanía con el espectador terrenal es fundamental el personaje que encarna otro actor que estuvo en Juego de tronos junto a Madden: Kit Harrington, alias Jon Nieve.

Kit Harrington y Gemma Chan
Kit Harrington y Gemma Chan
Disney

Harrington interpreta a Dane Whitman, un terrícola sin poderes. Los lectores de cómics más avezados sabrán del ilustre parentesco de este personaje, que en su faceta justiciera es conocido como Caballero Negro, pero su misión dentro de Eternals es más específica. “He de representar a la humanidad”, asegura Harrington. “La familia de Phastos y yo representamos a la humanidad, y sentí que tenía que representar algo que valiera la pena salvar. La esperanza está en que Dane sea un tipo simpático y firme. Una cosa que respeto de él es que un hombre que baja del cielo y dispara láseres con los ojos le roba a la novia, y él está bien con eso”, dice en referencia a Ikaris y a la misma Sersi con la que aparece teniendo un romance al inicio de Eternals. “Así es Dane”.

Eternals, película número 25 del Universo Cinematográfico de Marvel, se estrena este 5 de noviembre.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento