Ryan Gosling interpretó a este superhéroe antes de que se pusiera de moda

¡Y coincidió con Steve Carell! Este corto de finales de los años 90 ha sido la primera y única incursión del canadiense en el género, al menos hasta el momento.
Ryan Gosling
Ryan Gosling
Jack Plunkett/Invision/AP
Ryan Gosling

No hay género ni papel que se le resista a Ryan Gosling. El actor del momento es capaz de enternecernos con un bronceado imposible y pelo rubio oxigenado interpretando a Ken en Barbie, pero antes ya nos enamoró bailando por las calles de Los Ángeles en La La Land (2016), como conductor taciturno en Drive (2011) o construyendo casas en El diario de Noa (2004). 

El canadiense ha hecho de todo y lo ha hecho todo bien, aunque parece haberse resistido al género dominante en las últimas décadas: el cine de superhéroes. Si bien es cierto que no ha participado en la batalla encarnizada entre Marvel y DC en pantalla, el actor sí que participó en su día en una apuesta de capas y mallas.

Si eres fan acérrimo de Gosling y no sabes de qué te estamos hablando, no te martirices. La producción en cuestión es The Unbelievables (1999), un corto de 23 minutos estrenado en televisión, tal y como recoge Collider. Eso sí, su reparto no tiene desperdicio: además del canadiense, cuenta en sus créditos con Tim Curry y el mismísimo Steve Carell, con quien Gosling volvería a trabajar años más tarde en Crazy Stupid Love (2011). 

'The Unbelievables' y el superhéroe de Ryan Gosling

Ryan Gosling en 'The Unbelievables'
Ryan Gosling en 'The Unbelievables'
Cinemanía

Este corto de Ed Solomon (guionista de El alucinante viaje de Bill y Ted o Men in Black) se estrenó en 1999 y seguía a los 'Unbelievables', un grupo de superhéroes de clase obrera retirados. Collider los describe así: "Como si los vengadores y la Liga de la Justicia dejaran sus trabajos diarios, se mudaran al extrarradio, tuvieran hijos y quedaran cada mes para jugar al póker".

Gosling, que por aquel entonces tenía 18 años, da vida a Josh, el hijo adolescente de Action Armstrong (Corbin Bernsen), líder de la agrupación. Su personaje tiene poderes que malgasta en cosas absurdas como hacer un mate de baloncesto aprovechando que puede volar. 

Así, mucho antes de que títulos irreverentes como Deadpool o The Boys cambiaran las reglas del género de superhéroes, este corto ya se atrevió a darle una vuelta de tuerca cómica. No les tembló el pulso a la hora de cachondeaban de la licra y los trajes poco favorecedores, así como de la torpeza de Josh a la hora de hacer uso de sus dones. 

Aunque ninguno de los protagonistas consigue hacer sombra a los supervillanos jubilados Vaudevillain y Hershel, interpretados por Tim Curry y Steve Carell respectivamente. Sus actuaciones son tan histriónicas y caricaturescas que, pese a durar unos pocos minutos en pantalla, resultan lo más memorable del filme.

The Unbelievables se antoja el piloto de lo que pudo ser una serie descacharrante sobre las vicisitudes diarias (y absurdas) de ex-héroes de mediana edad empleando sus poderes para acciones de lo más mundanas. Una apuesta adelantada a su tiempo en muchos sentidos, que bien podría haber sido precursora de las producciones de superhéroes más desinhibidas. 

Este corto también es otra muestra del talento de Tim Curry y Steve Carell, y la prueba más temprana de la vis cómica de Gosling. La única incursión en el mundo de las capas y mallas del canadiense (hasta el momento) merece un visionado. 

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento